Life in Mono

octubre 11, 2007

The stranger sang a theme
From someone else’s dream
The leaves began to fall
And no one spoke at all
But I can’t seem to recall
When you came along
Ingenue

Ingenue
I just don’t know what to do

The tree-lined avenue
Begins to fade from view
Drowning past regrets
In tea and cigarettes
But I can’t seem to forget
When you came along
Ingenue

Ingenue
I just don’t know what to do

 

Ingenue
I just don’t know what to do

 

Ingenue
I just don’t know what to do

 

Ingenue
I just don’t know what to do

 

Ingenue

Desapareciste…

octubre 11, 2007

 

Y nunca te volví a ver…Te extraño… tanto que todavía te espero, tanto que todavía te busco… y en realidad no sé si alguna vez exististe….

Sin Entender…

octubre 11, 2007

Estaba muy, muy cansada.. agotada… no podía pensar claramente, no podía divisar absolutamente nada… el cansancio era físico y mental… psicológico mas que nada y eso me provocaba mucho malestar….

Había perdido conciencia totalmente y razón claramente de lugar y tiempo… no supe en dónde me encontraba… estaba perdida… y dentro de esos pasajes en mi propia mente… muchas veces… más de las que pueda contar me perdí….

Estaba fuera, fuera de aquí, en realidad no sabía en dónde me encontraba… cuando caminaba bajo la lluvia… en el frío…. en una profunda soledad y volteaba hacia todas partes como si así me pudiera orientar pero no podía… lo único que veía a mi paso eran árboles y niebla bajo una llovizna gris y con frío.. todo daba vueltas o no sé ni en realidad la que daba vueltas era yo… o mi propia mente…. no podía concentrarme… imágenes a mi paso se iban aclarando y escondiendo entre los troncos de los grandes árboles…. y yo no podía estar quieta seguía caminando entre esas colinas… era demasiado pesado… y todo era oscuridad…. no sabía en realidad porque estaba sientiendome así…

Lo que más me provocaba dolor era ver q hacía tiempo, mucho tiempo aquello era mi felicidad entera, aquello que me rodeaba y ahora me llenaba de soledad y de ansiedad, hasta cierto tipo de angustia, antes me llenaba de felicidad, y no entendía por qué…. eso me lastimaba todavía más…

hasta que di la vuelta y decidí regresar… los caminos estaban desiertos y húmedos a causa de la lluvia.. había mucho frío… yo sólo sentía el aire helado en mi rostro y mis rizos volaban al compás de ese viento que parecía susurrante…. mi mirada hacia mis pasos, viendo como pisaban cada una de las hojas secas que el otoño iba dejando…..crocantes ante mis pisadas… sin tiempo… sin tiempo que perder, sin nada que perder, pues la que estaba perdida era yo…. entre árboles, niebla, frío y un sendero ahora en declive….

Era demasiado deprimente… ver flechas que indicaban caminos que iban en direcciones contrarias y sin embargo yo provenía de los dos lugares…. pero no estaba en ninguno de ellos… no sabía en dónde estaba… pero había llegado ahí por mi propia convicción y mi propio pie…

Desolada Soledad.. por qué ahora? Por qué me invadías? Ya me era insoportable…..todo daba vueltas… el sendero, mi camino, los árboles.. las canciones a ritmo de cuerdas, de arcos… las voces a lo lejos que ahora eran sólo ecos y las imágenes que se aprecían a mi paso detrás de mí ahora se habían ido.. mis pensamientos, mis ideas, mis ilusiones, mis recuerdos, todo estaba unido y a la vez tan revuelto que no lo podía discernir… era demasiado confuso… seguí caminando cuesta abajo…. ya no podía… con mucho pesar sobre mío y cabizbaja, sin siquiera poder extrañar algo o a alguien.. porque no entendía lo que estaba sucediendo…..

Y así llegué….. atravesé puentes y subí escaleras en forma de una espiral… y pensaba que tal vez así los mareos desaparecerían… llegué a mi posada…. ahora una cama me esperaba….. una cama en la que no había estado antes.. pero todas mis pertenencias estaba ahí…. mis aposentos tenían un aroma a incienso… una nube de humo ligeramente gris cubría esa habitación y al lado de mi cama… velas iluminando tenuemente…. pareciera que alguien sabía por lo que estaba pasando y me preparó esto – pensé- pero no había nadie.. ahora me había alejado de todas esas personas… de todos esos seres con quienes compartía mi existencia….. pero esa ingrata soledad no me abandonaba….

Me quité la ropa… no sabía ni como… ya que no reconocía nada de lo que había a mi alrededor…. incluso yo misma no me reconocía… no sabía que pasaba y me miraba al espejo y no veía nada más que unos vasos ahora ya vacíos… y frascos de perfumes….

Mientras más pensaba, más me atormentaba… peor me sentía… era insoportable… todo como un remolino en mi mente… y yo tratando de descifrar esos acertijos que el propio camino o destino me había puesto….hasta que no pude más… y caí en la cama perdiendo la conciencia… por completo….

Sin saber de más…. sin pensar más, sin más dolor….. ahora sin conciencia… podría ser sin existencia???

dia_siguiente_.jpg