Rompiendo con el Dolor

noviembre 10, 2007

El Corazón se rompe, se está quebrando y duele duele demasiado… el dolor es tan fuerte y tan constante, una opresión que no deja respirar y hace que las lágrimas broten por ríos desbordantes cayendo al suelo inúndandolo de nuevo.

De pronto el pecho se estremece, se siente muy tirante, es muy fuerte y en medio del esternón se oye un crujido y se rompe en dos, partiendo lo que había dentro, no sólo corazón si no sentimientos y quebrando más, sí, aún más un alma rota, ahora abierta y sangrando con un dolor inevitable y al borde del delirio, las lágrimas no dejan de salir, y no se puede soportar, nunca, nunca se había sentido esta sensación y es lo peor que puede haber, las costillas se abrieron y el corazón de tanto sentimiento saltó fuera, palpitante y sangrante, hinchado por tanto dolor y tanto amor, sin poder darlo, sin poder si quiera expresarlo, cayó al suelo, entre todo lo demás, abandonado, lleno de polvo y abajo, siempre abajo…

Nunca nadie baja la mirada, nunca nadie lo podrá ver o recuperar de nuevo, ahora se quedará sin vida, y podría explotar y partirse en mil pedazos para así dejar de sentir, para así ya no existir…

El pecho quedó vacío pero todavía sangrando, abierto en dos y ahora duele más la herida porque las lágrimas saladas entran por esa abertura hacia la carne viva, entre los nervios y es un tormento casi indescriptible, porque en realidad se está destrozando lo poco que ya quedaba de una vida, y de nuevo abajo, en dónde nadie percibe lo que pasa, porque no tienen la suficiente sensibilidad para ver que hay caídos y que necesitan amor, muchas veces sentirlo, muchas otras darlo y de repente sólo hay más dolor y es cuando se sufre más porque a quien más necesitas y quien dice adorarte es quien provoca el mayor mal y es por regla.

El suelo está inundado, las paredes se están mojando y por la humedad de las lágrimas se están resquebrajando de lo frágiles que estaban, el corazón, el desdichado corazón está flotando en ese mar que ha provocado esa tempestad de lágrimas y así entre lágrimas de sal, tristeza, dolor, sangre y sentimientos todo cae encima para perderse y fundirse en uno mismo, para quedar enterrado y ya nunca sentir, ya nunca palpitar, ni amar, mucho menos sufrir.

El pecho desgarrado vacío y sangrante, ardiendo por las lágrimas y las llamas del calor que lo consumen nunca sanará, ya es una agonía, y nunca se podrá recuperar, así que sólo espera su final para sumergirse en ese mar y fundirse en ese infinito y perderse porque bien sabe que ya no queda más.

heartbroken.gif

Trátame Suavemente

noviembre 10, 2007

 

 

Trátame Suavemente

Alguien me ha dicho que la soledad se esconde tras tus ojos
Y que tu blusa atora sentimientos, que respiras
Tenés que comprender, que no puse tus miedos
Donde están guardados
Y que no podre quitártelos
Si al hacerlo me desgarras
No quiero soñar mil veces las mismas cosas
Ni contemplarlas sabiamente

Quiero que me trates suavemente

Te comportas de acuerdo
Con lo que te dicta cada momento
Y esa inconstancia, no es algo heroico
Es más bien algo enfermo
No quiero soñar mil veces las mismas cosas
Ni contemplarlas sabiamente
Quiero que me trates suavemente
Suavemente, suavemente, suavemente