Arboles Secos

diciembre 28, 2007

Se mira hacia el cielo y ahora se ven las ramas de tantos árboles ahora ya secas, sin hojas, parecieran sin vida y se ven como una telaraña en la que se está a punto de caer, desde abajo hasta arriba, para volar y ya no ser presa de esto que es una absurda existencia, dejar todo atrás y seguir en lo que ya no existe, cayendo, girando, elevándose dentro de lo más profundo y siempre dando vueltas entre espirales hasta poder flotar y perderse entre todo lo demás que hay alrededor, porque ya nada importa.