Adiós

diciembre 24, 2007

Rota de nuevo tras un silencio que ahora no dice nada, el silencio del ayer murmuraba pasión, amor, unión, ahora todo se ha revertido yéndose hacia un oscuro abismo, el cual desconozco, porque no soy yo la que está cayendo, quien está cayendo es el olvido para así dejar atrás los recuerdos de lo mejor que hubo en una vida, ahora no se trata de mí, pero algo todavía me hiere al ser parte de él, sin yo serlo, al yo ser una cautiva, una cautiva más… ahora quiero que no me duela, y en verdad ya no me duele como lo era antes, ahora simplemente, reina el silencio tan insufrible como inquebrantable, más no a como estábamos acostumbrados a pasar, las horas, los días, las noches.

El aquí y el ahora es simplemente incómodo y lo es tanto que en mis entrañas se siente un dolor acongojado que me hace estremecer tal vez pensando lo mejor, porque creo que lo peor ya ha pasado y por eso estoy más tranquila.

La voz no está quebrada, se fue por la propia garganta desgarrando la carne y tragando sangre, mi misma sangre y duele, ahora no puedo hablar y sólo consumo frases secas sin ningún sentido pero sé que ahí deben de seguir.

Me destroza el ver las letras, los libros, las páginas escritas desde hace muchos años y ver que nunca llegaré de nuevo a dónde estaba, incluso a dónde nunca he estado, tengo miedo, angustia, y soledad, que son mis fieles acompañantes y sus hijos que me atormentan al paso del compás del reloj que va marcando mi tiempo sin dejarme un sólo segundo de paz.

Me es de repente tantas veces por momentos insoportable esta sensación que ya no quiero más, y muchas veces te he necesitado, pero ya no te necesitaré, yo me he alejado y aunque me hayas necesitado a tragos para beberme, aunque me hayas regalado lo mejor que he tenido que ha sido la felicidad, ahora veo que sólo fue por un momento y no quiero más de lo mismo, es innegable lo que siento por ti, pero como muchas cosas más te quedarás en dónde debes de estar, sin mi, ya no quiero que me construyas ese abismo en dónde podamos vivir para siempre cayendo en espirales, los cuentos, los viajes por el mundo, por nuestro mundo, todo eso ha quedado en ilusión, en un sueño, porque lo sabemos, así es nuestra vida, siempre lo ha sido… Onírica.

Y me despido de ti con estas palabras: Toda la Vida es Sueño y los Sueños, Sueños Son.

Adiós.

20060618202017-dead.jpg

12 capítulos de un fin de año

doce son los capítulos que se escriben en esta historia
partieron siendo una insignificante melodía al atardecer
cuando el viento no soplaba y la calma parecía eterna
luego vinieron los latidos
y después el corazón volvió a funcionar
la sensación era únicamente nueva
era reencontrar algo perdido hace años
bajo la piedra de un bosque que ya no existía
el recuerdo del bosque frondoso causaba un dolor extraño
como un miembro que alguna vez estuvo y fue extirpado
podrias superarlo como no
nadie sabe
pero de lo nueva que era la sensación, pudo eliminar todos los recuerdos
un reset de computador que no siente…
pero en un organismo vivo
era el empezar de cero cuando el sentimiento se mantenía como un fuego
que de tanto arder, nos elimino la verdadera razón de donde se iniciohoy ya no miramos por el vidrio empañado del calor que provenía de adentro
no miramos con ganas de estar en el interior del fulgor de los que lo comparten
hoy estamos mirando desde afuera sólo para entender el funcionamiento
de la máquina perfecta que no te dice nada pero te habla en su movimiento incesante
tu empezaste a escuchar esos engranajes en movimiento
y le diste un sentido a lo que no lo tenía
¡quise rendirme!- me dijiste
quise eliminar la piedra valiosa en mi pecho que se entumeció
y comenzó a endurecerse
pero la luz al final del tunel emano desde el interior
todo era tan intenso, lleno y vasto
que la sola sensación de tenerlo en su forma primitiva y percibirlo
como el centro de la marea tibia del comienzo
te hizo sentirte viva como la belleza que se ha buscado desde siempre

te detuviste el tiempo necesario para asimilarlo
para juntar todas las energías para lo que estaba por ocurrir
para recorrer todas esas calles que están en tu imaginación
para hacerlas vivir en cada viaje en este diminuto lugar llamado planeta
para querer compartirlas con los que están llamados a estar a tu lado…
desde la distancia yo vi esta fotografía
y supe que las horas nunca pasaron en vano
y que todo lo invertido se capitalizó
en un recorrido tranquilo de alguien que se mueve sin ninguna preocupación
por donde se va a llegar,
porque antes de estar allí, se ha llegado.

dedicado a B W dela O

Este hermoso, hermoso poema me lo ha escrito y dedicado un gran amigo, alguien que me ha conocido en realidad y me ha apoyado en todas las circunstancias… este ha sido uno de los mejores regalos que he podido recibir puesto que ha sido una gran, enorme sorpresa.

Gracias Hipogrifo… me has hecho llorar, inconteniblemente, pero ahora tengo una gran sonrisa atravesada por lágrimas, lágrimas dulces.

Por la blanda arena que lame el mar
su pequeña huella no vuelve más,
un sendero solo de pena y silencio llegó
hasta el agua profunda.
Un sendero solo de penas mudas llegó
hasta la espuma.
Sabe Dios que angustia te acompañó
qué dolores viejos calló tu voz
para recostarte arrullada en el canto
de las caracolas marinas.
La canción que canta en el fondo oscuro del mar
la caracola.
Te vas Alfonsina con tu soledad,
¿qué poemas nuevos fuiste a buscar?
Una voz antigua de viento y de sal
te requiebra el alma y la está llevando
y te vas hacia allá como en sueños,
dormida, Alfonsina, vestida de mar.
Cinco sirenitas te llevarán
por caminos de algas y de coral
y fosforescentes caballos marinos harán
una ronda a tu lado.
Y los habitantes del agua van a jugar
pronto a tu lado.
Bájame la lámpara un poco más,
déjame que duerma nodriza en paz
y si llama él no le digas que estoy
dile que Alfonsina no vuelve.
Y si llama él no le digas nunca que estoy,
di que me he ido.

¿Hacia dónde mirar?

diciembre 22, 2007

eversleepingbyezakaak0.jpg

Recordé que había atravesado ese gran y profundo océano, ahora el resplandor se veía en un ocaso, pero aún se notaba el brillar… llegué a mi presente, y ahora sentada, me giro y veo el camino que recorrí dos veces, mi pasado, si, mi pasado ahora quedó en su propio lugar, ya no necesito ir hacia él, lo viví, lo recordé y lo comprendí. Podría parecer que observo un horizonte que es el camino que ahora debo de seguir, pero no, veo el pasado, con un poco de melancolía.

Con nostalgia veo el mar, apacible y entre sus aguas tranquilas trato de fundirme para así aceptar lo que es, lo que hay, que no es si no el presente. Se funden en el mismo lugar, un atardecer y a lo lejos se ven estrellas que empiezan a aparecer, estrellas que alguna vez guardé dentro de mi misma para tener luz y resplandor a través de la oscuridad en la noche, cuando la Luna no se atrevía a acompañarme, ni a mostrarme su resplandor para orientar mis pasos, como la guía que era en esos momentos, la guía que ahora mismo es; los árboles se encuentran donde siempre, en el bosque, callados y sometidos ante los crueles rayos que en tormentas los atacan, ya no hay frío, no hay neblina, está el sol con su luz que lastima, lastima mucho, los ojos no resisten tan fuerza en su proyección y su calor hiere la piel, causando llagas que se secan incluso hasta llegar a convertir lo vivo en cenizas, pero ya casi termina para ceder su turno y darle paso a la Luna, no siempre estará llena, pero es tan difícil comprender que no hay perfección en lo sublime… Tal vez -pienso- si no fuera así no sería realmente perfecto como ya lo es…

En aceptar la Imperfección está la Felicidad. He aquí el porqué de no poder conseguir en realidad la verdadera felicidad o cuán difícil es de alcanzar.

La soledad vuela y se pierde entre los aires de este cielo surcado por nubes, por aires que hacen volar mi cabello como si estuviera bailando al compás de una canción que pareciera un poema. El Amor, el amor, en realidad no sé en dónde se encuentre, pero sé muy bien por quien lo podría sentir. Disfruto de incluso haber sabido de su existencia, ya que no creía en él, ahora sé que existe y eso (por el momento) me basta, más no me es suficiente.

Cierro los ojos y disfruto de una brisa en medio de una nada, en medio de mi, sintiendo los susurros de aquellas voces de un pasado en mis oídos que cada vez se hacen más y más débiles, hasta volverse silencio, hasta desaparecer. La tranquilidad se apodera de mí y yo ahora me siento en paz. Viviendo y perdida, pero sabiendo de dónde vengo y hacia dónde me dirijo.

Este es el modo en el que te digo Happy Birthday 

Los Recuerdos

diciembre 20, 2007

Hay muchos que en esta fecha del año hacen reflexión acerca de lo que han hecho de cómo han vivido, a través de los meses trascurridos en este lapso o en muchos atrás.

Para mí es un año más que pasa, simplemente eso, los recuerdos que tengo para mí ahora son más vivencias que un pasado, los intenté destruir en una hoguera de las vanidades… hace unos cuatro años aproximadamente… dentro de esa hoguera se consumieron entre llamas de fuego, libros, escritos, pinturas, cartas, poemas, cuentos, incluso seres vivientes.

Siempre he creído que el fuego destruye, pero también es creador de vida, da calor y da luz, simplemente hay que tener cuidado con él. En ese tiempo pensé que destruiría cosas que me herían profundamente y así empezaría de nuevo sin esos recuerdos que tanto te laceraban, qué errada estaba. Ahora o hace mucho me di cuenta de que esos “recuerdos” que quise destruir para comenzar una nueva vida me hacen falta, mucha falta, porque eran mi pasado, eran parte de mi, de lo que era, de lo que hacía, de lo que me pertenecía, mi propia esencia y lo destruí, por completo y es prácticamente imposible que lo recupere. Y me duele, me ha dolido mucho.

Así que tomé una decisión y esa decisión significaba ir de regreso, continuar en ese camino, no hacia atrás, porque era para avanzar y así encontrarme a mí misma cuando en verdad me sentía perdida y ni siquiera me podía ver al espejo. Los espejos en aquellas épocas estaban cubiertos por telas negras, no toleraba la imagen que reflejaba, no reconocía esa imagen, no era yo, no lo aceptaba.

Ahora, más fuerte habiendo atravesado una crisis en la mitad de mis 20s me estoy reencontrando y me gusta lo que hay, he recobrado mis aficiones, ya no me lastiman, he encontrado a los mejores amigos que pudiera haber tenido jamás, soy más madura y tengo conciencia… a veces….no es muy seguido ya que una inconsciencia relativa hace que escriba poesía surrealista y eso me gusta.

Me he reencontrado, con mis 25 años, a través de crisis, volviendo al pasado para obtener mi futuro y ver la persona que soy, la mujer que soy, una amante del arte en todas sus expresiones, una adicta a los libros y a la filosofía, alguien que tiene mucho por delante, y que aún habiendo pasado cosas inimaginables aquí sigue, de pie, sin una sonrisa, pero tranquila, ahora no me importa estar de acuerdo al lugar en el que estoy, ahora me importa estar conmigo, ahora me importo yo, y disfruto de una copa de vino tinto, como de un café, mientras fumo y escribo, o leo, sentada en mi cama, o en un coffee shop, como me encuentro ahora.

Es muy difícil tomar una decisión que va a marcar toda tu vida de ahora en adelante, sobre todo cuando el tiempo no deja de pasar y te acosa una y otra vez, el estrépito de ese dios es el culpable de que no pueda dormir por días enteros incluso . Es el culpable de mis pesadillas y de que siempre cargue a cuestas con él. Es bastante difícil lidiar con alguien que no tiene piedad, alguien que se ha comido incluso a sus propios hijos y vaya Saturno… Saturno ahora lo entiendo con tantos anillos moviéndose tan, pero tan rápido que al pasar por ellos se vieran de cerca como cuchillas de sierras filosas a punto de cortar a quien se acerque un poco más. Siempre dando vueltas… como yo, en mis espirales, que muchas veces se trataron de torbellinos cayendo siempre hacia un abismo, hacia algo que parecía no tener fin y lastimaba tanto.

Reencontrarme ha sido tremendamente doloroso, más de lo que pudiera haber imagino cualquier ser racional, ya que esto que he vivido, que muchas veces llamo existencia simplemente ( ya que no encuentro diferencia entre la vida y la muerte) es difícil de comprender porque es demasiado en tan poco tiempo.

Quien en realidad me conoce sabe que es verdad y aún así no saben la magnitud de lo que se ha vivido en estos 25 años. Hasta contarlo resulta doloroso y para quienes son espectadores muchas veces lastimoso incluso llega a ser hostigante.

Debo de confesar que no he podido dormir en varios días, mis amigos me han dicho que me han visto muy triste, hoy sólo necesitaba estar sola y darme este espacio para aceptar de la mejor manera mi proceso de adaptación.

Y ahora saliendo de todo eso me siento mejor, he cambiado, siempre en un cambio permanente, esa es mi frase, ahora el cambio lo veo, ahora me veo en el espejo y me reconozco….ahora veo lo que realmente soy, quien soy y me alegra de que este momento haya llegado, después de tanto buscar al fin está aquí y veo que el sufrimiento que causó el buscar esos recuerdos y desempolvarlos… los viajes a lugares dónde no había estado hacía años y encontrarme de nuevo con esas notas que me lastimaban si no los oídos al escucharlas, si los ojos al llorarlas, valió la pena y me siento a gusto, a gusto, no feliz, no busco la felicidad, busco una satisfacción en mis acciones, porque la felicidad es muy difícil de encontrarla.

La espiral sigue dando vueltas, como yo, como mi mente, sin dejar nunca de pensar, de analizar y sumergirme en ella, en mis propios pensamientos, imaginarios o reales, incluso irreales y para algunos alucinaciones, ilusiones por llamarlas de una manera más liviana.

Los libros, la literatura es algo ya innato en mi vida, la pintura lo es también, así como la música y los viajes y ahora los viajes ya no serán para desenterrar ese pasado, serán para disfrutar, en forma de escape, en forma de fuga y así disfrutar mi libertad.

Hay mucho por delante, y mucho atrás, pero de eso se trata mi presente, mi día a día, y vivirlo así es una satisfacción y una tranquilidad, Cronos seguirá acompañandome eternamente, pero no dejaré que me lastime más, ni me corte con esos anillos y me sangre.

Ahora ya no estoy en proceso de un REENCUENTRO, ahora estoy en mi proceso de Aceptación.

Y les agradezco a todos por lo que me han dado, por el apoyo, por los abrazos y el amor que he tenido incondicional de parte de mis GRANDES AMIGOS.

Atte. B.W.O

eversleepingbyezakaak0.jpg

SUEÑO PARA EL INVIERNO

diciembre 20, 2007

En el invierno viajaremos en un vagón de tren
con asientos azules.
Seremos felices. Habrá un nido de besos
oculto en los rincones.
Cerrarán sus ojos para no ver los gestos
en las últimas sombras,
esos monstruos huidizos, multitudes oscuras
de demonios y lobos.
Y luego en tu mejilla sentirás un rasguño…
un beso muy pequeño como una araña suave
correrá por tu cuello…
Y me dirás: «¡búscala!», reclinando tu cara
-y tardaremos mucho en hallar esa araña,
por demás indiscreta.

 

Arthur Rimbaud

    Este poema lo encontré entre mis libros revueltos la noche de ayer, recordé que un dulce tormento viajó en tren y una despedida, que no fue dolorosa, porque hubiera sido más dolor el no haberte sabido esa noche… si es que se puede extrañar o tener un sentimiento o qué se yo, simplemente algo de una forma tan efímera…. esa araña convertida en un beso, convertida en una mordida en tu cuello y así provocar el mayor de los éxtasis, todo causado por un placer, un placer nada mundano, un placer que va más allá de esta vida mortal.
Me has quitado dos lunares y ahora dices que son  tu propiedad… uno, el primero que besaste, el siguiente es tan tuyo que sólo tú puedes hablar de él. Y con él te has llevado la mitad de mi cuerpo.

Te lo dije esto se había salido de control.

Este poema va para ti….. con mil besos húmedos con el sincero afán de que sigas soñando con ellos… y conmigo.

 

El Pasado

diciembre 20, 2007

¿Te decepcioné en algo…? En realidad no sé en que momento, pero aún recuerdo desde cuándo.
Sin Embargo no tiene ni el más mínimo caso que se hable de esto que en realidad no es más que nada, a eso llegó.
¿Qué pasó? Ya lo sé, pero no lo quiero saber por ti, o en realidad no lo sé. Tal vez sólo quiero que no lo repitas.

Yo sigo dando vueltas y vueltas y ahora dentro de mi ojo ya no se ve una pupila, ni un reflejo del cristalino, ahora lo que hay es un reloj sin manecillas, descompuesto y roto, como tantas otras cosas en mi vida, en mi ser, sin sonido, porque ese sonido, el sonido del tic tac, eran los latidos de un corazón que se ahogó entre un mar de lágrimas y ahora se perdió en la misma seducción del miedo, dolor y la tristeza, la más profunda tristeza.Creo que lo peor ya pasó, y con ello se fue lo mejor…. no pasó nada, simplemente no hay un adiós, porque nunca hubo una bienvenida.

Ahora sólo existe el absurdo sin que nadie lo detenga y así está bien. Nunca habrá una última palabra.

El Tiempo

diciembre 20, 2007

Yo tan acostumbrada estoy a su pasar que me asusté, y fue tanto el miedo que busqué una y otra vez relojes y más relojes, horarios, calendarios y demás artificios tanto digitales, como análogos así como impresos en viles hojas de papel para así poder asegurarme de que seguía ahí conmigo o saber si en realidad se había detenido, porque ya no estaba segura de nada…. ya no encontraba respuestas a las incógnitas que no me había hecho porque sólo la angustia me acompañaba y entonces supe que lo que sentía fue un gran pánico que me inundó, y todo a causa de que mi único acompañante ahora si me hubiera dejado para siempre… aunque sea quien mas me ha lastimado.

Y… ¿entonces?

diciembre 20, 2007

“Al que todo lo pierde, le queda Dios todavía.”

Arthur Schopenhauer 

 “Dios ha muerto” 

Friedrich Wilhelm Nietzsche