Un Día Especial

abril 20, 2008

Una imagen nos puede permitir ese experimento del que se trata la percepción de muchas sensaciones.

Para mí el ver una imagen en blanco y negro representaba soledad, tristeza, vacío… y mucho más.

El ver una en tonos sepias o rojizos me traía recuerdos… de lo que fue, de lo que pudiera ser, de lo que mi mente dictaminara por mis ojos a través de ese momento. De esos momentos que me hacían daño, y que me oprimían como lo han hecho con muchos de nosotros.

Quizá por eso el gris es mi equilibrio y en donde yo encuentro una estabilidad… efímera, pero al fin y al cabo estabilidad ponderable. Tal vez eso no te lo dije, en esa noche viste como corrían mares a través de mis ojos.

El poder de la mente; nuestra propia psique, nos envuelve en una espiral de temores, de viajes inconscientes como de rencores y de amores. El poder de la mente que a veces puede más que uno, cambiar, desfigurar las mismas formas o convertirlas en láminas que lastiman y laceran.Enterrándose en el cuerpo cual dagas yacientes formando llagas y heridas frescas muy pero muy dolientes.

Hacen que sin quererlo, sin hacerlo aquellos más cercanos a ti, te lastimen, y mucho, y pasando las horas consumida y ya reseca por las lágrimas a ríos se vea lo que en realidad es; que se demuestre lo que en realidad se posee, como un control mental, para las mismas emociones, aquellas que por mucho, nos hagan tanto mal, tanto daño.

Siempre se aprende, a través de cada día, como de cada momento que va pasando, de cada año que transcurre, de la edad que no se tiene, de la edad misma que no se siente.

Aquel en realidad fue un día especial; lo dijiste : TE HE VISTO SONREÍR VARIAS VECES.

Después de que me vieras llorar a mares en los que me estaba hundiendo y no dejabas de lastimarme para así ayudarme, por acompañarme, por obtener eso que me habías pedido: Una Sonrisa, una sonrisa mía…

Y ahora el día especial es tuyo, precisamente hoy, aunque en realidad no hayas querido nada, aunque en realidad hayas tenido el mejor de los regalos, aunque por esta vez no sepa bien que escribir.

Porque te lo dije: ¿Alguna vez has sentido el poder del que no te puedes separar, del no saber en qué año estás, ni en qué día vives, ni qué hora es, ni cómo termina o cuando acaba la noche?

Y respondiste: Así vivo TODOS LOS DÍAS.

Es por eso que hoy por hoy no tengo palabras, no tengo las adecuadas, tal vez no haga falta, puesto que no querías nada.

Sólo me resta escribir que me alegra que para ti, el negro y blanco no sea un vacío, no sea una soledad, que los colores sean los que llenen tu vida de matices y de infinidad de contrastes para que jamás llegues al tedio, para que no estés dentro del mismo círculo… para que descanses como lo quisiste desde siempre… o por lo menos desde que te acuerdas.

Desde que nos conocimos, desde el punto en el que veíamos todo y nos comparábamos.

Porque hoy sea TU DÍA ESPECIAL, negro, pero con una paleta llena de una infinidad de colores y mezclas… brindo por ti, porque seas feliz en estos que son tus años, que los empiezas a cambiar por las imágenes de letras que se van quedando fijas en tu mente, en tu subconsciente.

Porque me has enseñado muchas cosas y eres alguien muy, muy cercano a mí, por hacerme pelear y llorar por horas, porque aunque todavía algo duela y traiga recuerdos, denota felicidad, por lo menos para alguien si no es que para muchos o todos los presentes.

Por dejar atrás ya esos tormentos hoy va por ti, en un domingo, un domingo más, que sea este Dia Especial para ti. Porque vengan más momentos de alegría y de locura en la misma oscuridad y el lujo que no todos nos podemos dar, ¡¡¡que ahora sea una vida llena de lujos!!!

Porque aunque me doliera verlo, me gritaras: ¡¿Entonces para qué carajos lo hice?!

¡¡¡FELICIDADES EN TU DÍA ESPECIAL CHOCOLATE!!!

Dibujo: Luis Pintor (Alias Dark Chocolate)

5 Responses to “Un Día Especial”


  1. Hoy que te leo me recuerdas mucho a uno de mis mejores amigos. Los sentimientos que expresas, las frases que usas para hacerlo, me lo recuerdan en cada línea.

    Esta mañana hablé con él, creo que está al borde y si no lo empuja el vieno lo hará él mismo. Creo que lo llamaré y trataré de sacarlo de ese mundo extraño en el que se metió.

    A vos te dejo un abrazo grandote.

    Chau 😉

  2. dostospos Says:

    Vampiresa, ¿crees realmente que merece la pena alguien que te haga “llorar por horas”
    Un abrazo,

  3. Viento Says:

    Muchas veces quien nos hace llorar por horas sirve para darnos ese “click” que nos despega y nos hace volar hacia otros lugares. Aunque lastime, sabemos que las heridas cicatrizan. Pero queda siempre una cicatriz -lo que nos hace recordar que algunas cosas lastiman.
    Vivir la realidad es muy difícil, para mí meterme en el blanco y negro, es bueno, pues veo los contrastes. El gris en mi caso es indefinición. Por eso le escapo. Y si puedo busco lo transparente del aire, donde flotar lejos de la realidad. Porque la realidad está, lastima mucho, y a veces la única salida es hacerse una realidad propia, en donde las cosas no nos lastimen.
    Siempre te dicen, no vale la pena estar con alguien que te lastime. Claro que sí! Todo lleva su tiempo, el tiempo que tarda en llegar el “click” que como un resorte nos separa de quien lastima. Y qué bueno es eso, porque nos da la oportunidad de liberarnos a conocer a alguien o algo que nos produzca satisfacción, que nos de amor, o simplemente que nos llene la vida de colores.

    El “click” llega, de eso estate segura querida Vampiresa.

    Besotes y fuerza!

    Viento

  4. Caminante Says:

    La poesía acaricia cicatrices de heridas cerradas, la poesía hunde su yema en heridas abiertas, la poesía eriza la piel de corazones rotos, la poesía llora, gime, aulla, lamenta y arranca versos inconclusos.

    Felicidades a Dark Chocolate.
    Felicidades por su día.
    Felicidades por ese dibujo.
    Felicidades por tenerte consigo.

    Un abrazo, fémina.

  5. Vampiresa Says:

    Vámonos aclarando… poco a poco.

    Catalina: Tenéis toda la razón… has encontrado el punto de esta prosa, de este escrito, uno de mis mejores amigos…Me alegra que hayas sido la primera en comentar y que hayas podido leer entre líneas.

    Un abrazo de vuelta querida!!!

    Dostospos: ¿Os has puesto a pensar si alguien que te hace llorar, cuando ya estáis llorando, lo hace para ayudarte y termina corrigiendo las faltas que estáis cometiendo para hacerte sentir mejor y ayudarte, como demostrarte su apoyo y comprensión?

    Gracias por pasarte.

    Viento: Coincido con vos en muchas cosas, en que vivir la realidad es meramente difícil, nos escondemos dentro de lo que nos creamos para no estar ahí afuera, para no sentirla y cuántas veces no he sido menos que la hoja de un árbol volando al compás del viento, sin dirección alguna y disfrutando.
    Claro que está bien estar con alguien si te hace recapacitar sobre tus propias acciones, ya sabrás si te quedas o si te vas, pero todo, como ya lo dije está en el poder de nuestra mente.

    Un abrazo enorme y mil besos, gracias por pasarte 😀

    Caminante: ¿Quedan palabras? creo que no
    Muchas gracias por tus felicitaciones.
    Un abrazo para vos en un día, como tantos otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s