Círculo

mayo 13, 2008

Te voy pisando los talones

No consigues desaparecer

No puedes correr más rápido que yo.

Te persigo con el mismo paso despiadado

y cruel, con mi mirada llena de odio y rencor.

Te lastiman el eco de mis pisadas

Mientras, das media vuelta y con tus ojos

por primera vez asustadizos

Con esa mirada penetrante, llena de miedo

Me miras, recordando, como viviendo

como estás ya… Huyendo.

Vas dentro de un camino, el cual está vacío

En dónde has ahondado, en arenas y abismos

Dentro de la Nada.

Dentro del camino en el que sólo estamos

Tú y YO.

Tus pies descalzos no toleran el calor

producido por el sol

Sangras y las llagas siguen lástimándote

Cada vez más.

Pero no dejas de correr

No dejas de huir

Sigues mirando hacia atrás

Sin ropa alguna que te cubra,

ni siquiera importa

Cúanto se queme tu frágil piel o siquiera

El dolor de tus huesos en cada caída

Cuando ya no te puedes sostener

Sabes que te quiero tener

Es un delirio de persecusión

Es una vil Paranoia

Es lo que me has provocado

Por no poder tenerte nunca

Pero te voy a aprehender,

con miedo y consciente de tu locura

Porque sabes que no puedes ir más allá.

Es un círculo en el que muchas veces has caído

En tus delirios febriles

Convertidos por mucho en tus amadas Espirales.

Ahora corres y voy tras de ti

Halo tus cabellos, rizados, sueltos

y veo tu espalda arquearse de dolor

Tus manos implorando perdón

Tu cara de sufrimiento y agonía

Ahora sólo para darte cuenta que

Siempre huiste, por toda tu vida

De aquellos, de los demás.

Pero nunca podrás huir de mi

De ti… De ti misma;

Eso no lo lograrás Jamás.