Paréntesis

septiembre 4, 2008

No sé en lo que me he convertido… ni en lo que ha sido de mi pensamiento racional… me dejé llevar por demás en el Romanticismo y he olvidado el Realismo… ahora todo gira en forma de Dadá… es demasiado y no sé ni cómo encontrarme, porque sólo veo los reflejos formando ecos y ya desdibujando la realidad.

Las palabras se encuentran dentro de las propias letras, en los libros y en las pinturas que siguen ahí, que aún no se desechan.

Sólo sé que tengo que volver a mí y no dejar que Eros o Afrodita dominen a mi amada Psyché.

Tengo miedo de no ver lo que hay… no sé cómo abrir los ojos o si en realidad los tengo abiertos y lo que no acepto es la realidad; parece un círculo con forma de cubo, del que en las esquinas sobresalen uñas en forma de espinas que lastiman, porque sólo señalan…

Me encuentro desconocida y en un paraje que me es extraño… las dunas desaparecieron y el mar se volcó en un negro… los bosques se incendiaron y las escaleras se han destrozado, la niña murió y la mujer se perdió. Una extranjera en un país extraño, en dónde no encuentra nada y como nada, encuentra todo, pero no lo que quiere, lo que quiere no lo puede obtener y sus pensamientos son fragmentos de un puzzle, que no engranan en ninguna pieza…

Estoy sola y ahora lo único que me acompaña es la historia de un inframundo, como las leguas de fuego consumientes, las llamas ardientes de un averno, y sé que lo es, porque un día casi alcancé el paraíso y esto que hay, que es apenas algo o para alguien tal vez sea demasiado, más yo que sé.

Extraños; muchos y yo misma como lo que soy, lo puedo decir, no sé ya cómo vivir así.

Es mi mente que no deja de girar y de pensar en el laberinto, oscuro y profundo de la soledad.

Sólo repite esta frase una y otra vez:

“Turn, Turn, Turn, Fall Deep and Down… and now all is Torn

Soliloquios

septiembre 4, 2008

TE AMO


y no se qué hacer contigo... mucho menos conmigo.

TE ODIO

Enredada

septiembre 4, 2008

Entre letras que ya están muertas…

Y que tengo que revivir, y más

Aún cuando me duela…

En esta Estación.