Al fin… hubo un Final.

septiembre 22, 2008

Cuántas veces nos hemos despedido?

Cuánto hemos sufrido…

Cuántas lágrimas hemos derramado…

Cómo nos hemos amado, cómo nos hemos odiado…

La Srita. Errante desapareció por un tiempo, por mucho más del que se pensaría, pero esta vez no regresaría.

El Sr. Fugitivo se escondía de entre todos, para sólo buscar a la Srita. Errante, más ella decidió dejar todo atrás puesto que estaba harta de esa situación, de pensar en el Sr. Fugitivo y de su relación. Se habían separado muchas veces y aunque no lo quisieran afrontar, uno al otro se hacían cada vez más daño.

Así que el mejor camino fue seguir una senda, en la que no hubiera un lugar con un árbol bifurcado. Ahora era el final, este fue el final.

Ya era insoportable el ver las lágrimas derramar, el no reconocer nunca faltas o errores y en un camino en el que dos seres pensaban que se podía seguir, más no a costa de más muertes, incluso las suyas propias , por encontrar un (mínimo o máximo) sentido a la vida.

-Ya no te quiero más

Acéptalo, los dos estamos hartos.

– No, yo no lo estoy de ti.

– Pero yo sí, y ya no te quiero pensar, ni te quiero incluso recordar.

Nos estamos desangrando, hay mucho daño y quiero descansar.

Hasta que por fin, el Sr. Fugitivo entendió que la Srita. Errante tenía razón y acordó que lo mejor era ese camino, separar sus manos y ya nunca más cruzar sus destinos.

Se dieron un beso, el más dulce de todos los que se habían dado y el más amargo que hay entre quienes se han besado. Se escucharon unas palabras que salieron de unos labios en un vivo rouge, pintado de sangre y de dolor, enmarcado por un rostro con una piel reseca por la sal de unas lágrimas, se mencionó lo último y sin verse a los ojos, la luna menguante desapareció.

Así sin más el camino se desprendió y cada quien tomó una vía, sin saber siquiera a dónde los conduciría, pero ya nada importaba en ese instante, porque ya nadie miraba los pasos de quien alguna vez fue alguien.

La Srita. Errante lo decidió y el Sr. Fugitivo lo aceptó.

Ese fue el final… por lo menos para ellos dos.

9 Responses to “Al fin… hubo un Final.”

  1. Alguien Says:

    “…los pasos de quien alguna vez fue alguien”

    Errante: Que anda de una parte a otra sin tener asiento fijo.

    Fugitivo: Que pasa muy aprisa y como huyendo.

    ¿Es posible que lleguen a estar unidos?

  2. Vampiresa Says:

    Sí, si fue posible… los dos eran tan similares que corrían, huían,se escondían y a toda marcha hacían lo que se podía.

    Pero llegó un final y se separaron. Para ya no regresar.

  3. Daemonicus Imprimatur Says:

    La descripción del beso es… ummm!!!

    Nos da una idea aún más amplia de la relación que tenían estos pobres desdichados.

    Que bueno!!!

  4. davidgl Says:

    Un final feliz, sin duda. Quién sabe cuánto hubieran podido deteriorarse con el tiempo… Bs.

  5. Vampiresa Says:

    Daemonicus: Ese beso, ese beso, tal cual se describe, no creo que haya sido menos que desgarrador para ellos dos.

    David: Quién sabe… y mejor así.

    Besos y abrazos a los dos!

  6. xarleen Says:

    Yo he tenido tantas historias inacabadas, tantas sin final… sólo se perdieron, se olvidaron. Nada de adiós.

    Abrazitos para ti cariño ^^

  7. Vampiresa Says:

    El adiós se dice tantas veces… y no significa siempre una despedida o un final.

    Besos linda!

  8. Sir Kultan Xedrick D. Says:

    Vampiresa muy buenos tus relatos

  9. Vampiresa Says:

    Muchas Gracias Sir Kultan… es un placer, sé siempre bienvenido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s