Hoy

octubre 21, 2008

Desperté dos veces, una para darme cuenta de que estaba sufriendo y cómo me dolía.

Otra para darme cuenta de la realidad, cruel sucia y bastarda realidad.

Cuando pensé que no pensaba… la mente racional vino a mí y dije algo que quizás no tendría que haber dicho… mis huesos están adoloridos y no me puedo mover, el estómago no es un órgano, es una masa de tejidos sangrando, sólo eso.

Me quebré de nuevo, me quebraron, una, dos, tres, cuatro veces y más… me perdí en un abismo de oscuridad y ahora no tengo nada… quedé en dónde no me puedo mover y enferma, ocultándome de los demás… callando mi dolor en gritos de desesperación, refugiándome en libros, en cuentos y en leyendas.

Me dijeron poeta… me dijeron amor, me prometieron y yo creí, caí en una vil trampa… la peor, la de los sueños… volar para después caer.

No hablo de un amor, como lo podrían considerar la mayoría, no hablo sólo de un hombre, hablo de mí y de lo que aprendí, de lo que quiero y en lo que me esmero…

Nunca vi que esa rosa tan bella estaba llena de espinas… me cegué y mis manos apenas y pueden escribir… no tengo voz y en la noche, como en el día, todo es gris, oscuro y se está con soledad… con recuerdos.

Con voces que no tienen nombre, con castillos sin pilares, con fuentes secas, con angustias y congojas… con dolor y amor que nadie acepta…

Fuerza incalculable que pasas ante mí, déjame, déjame en paz y ya no me tortures… sí, desata mis cadenas… no soy tu esposa ni mucho menos tu esclava…

Devuélveme a mi mundo y no me dejes en este… en la realidad que me lastima tanto, envuélveme y dame consuelo, mata a quienes me han hecho daño, tortúralos, dáñalos, que yo, sólo he hecho una sola cosa para que me odien…

Ser yo misma y no alguien de los demás…

Cronos a ti te hablo y sé que me escuchas…se benévolo conmigo y malo con ellos… despójalos de lo que tienen y dales dolores interminables y a mi, llévame a un descanso… no una tregua, déjame en la oscuridad y el frío, con tu aliento guíame y llévame a dónde quiero estar… no me dejes en este podrido y asqueroso lugar, dónde las alimañas carcomen ya mis restos, mientras enterrada en vida ya me encuentro… cierra mis ojos y haz que como hoy despierte, una vez más, en mi mundo, no en este, con rencor y hastío… sólo pensando en el “qué será”…

Dame otra, otra oportunidad…

4 Responses to “Hoy”

  1. Marcela T Says:

    No había entendido la magintud de estas palabras hasta el día de hoy. Para mi no habrá jamás otra oportunidad.

    Un abrazo!!!

  2. Daemonicus Imprimatur Says:

    Si necesitas a alguien para “tratar” con alguno de ellos, no dudes en pedírmelo. Garantizo discrección y satisfacción inmediata, con el mayor sufrimiento de “los-elegidos”.

    Que buen refugio te has construído para escapar de eso que llaman realidad.

  3. Vampiresa Says:

    Gabriel: Así es… CRONOS.

    Marcela: Veo que la chica de los labios rojos ahora tiene rostro…
    Hay momentos en la vida, en los que sólo hay una oportunidad y esa se pierde, como se pierde el tiempo… como por tantos se podría recuperar…
    Besos!

    Daemonicus: Te ando buscando y no te encuentro… y sí, este y muchos más son buenos sitios para esconderse de esa sucia realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s