24 de Diciembre

diciembre 31, 2008

Luna que fue concebida.

Años que se vieron formados en recuerdos.

Estrellas en los salones.

Enlazados por algo más que intangible.

Bailando un vals interminable.

Risas y sonrisas.

Vino y besos robados.

Mordidas de tus labios.

Mientras arañaba tu espalda.

Canciones de entre tus dedos.

Rizos al aire, hundido en mi perfume.

Vueltas y giros, piruetas y desfiguros.

Flotando…

Cristales Rotos.

Noche interminable.

Fantasía sin igual.

Amanecer dentro de un columpio que sonreía.

Felicidad y Alegría.

Tú y yo de nuevo.

La más pura de las emociones.

Irradiando brillo entre las copas.

Danzando entre sábanas rosas.

Buscando un lugar que siempre me perteneció.

El mismo que has encontrado desde hace tanto.

Iluminando las noches que se volvían días.

El amor de una ilusión se transformó en realidad.

Y en estas noches como días,

no hubo más que alegorías, dichas y nunca mayor alegría.

Sólo con el nacimiento de ella.

Dedicado a el mayor de mis amores…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s