Retazos de Vida

febrero 17, 2009

Dentro de una bolsa empolvada estaban ancladas las imágenes de una o de muchas vidas unidas y ya perdidas. Cuando abrí la bolsa supe que había reencontrado parte de un presente que me angustia, más no sabía lo que conllevaría.

Recuerdos, odios, amores, y belleza en forma de felicidad, en miradas de ojos gigantes.

Ahora ya  no veo colores, ni las imágenes; visualizo los sentimientos como en un reflejo, en algo ilusorio, que a la vez quisiera regresar y a la vez quisiera olvidar.

Han sido martirios escalofriantes, de noches en vela y días iluminados, lastimándome.

Persiguiendo en sueños lo que no se encontraría. Queriendo regresar a esa parte, en dónde la felicidad se cobijaba tras una ventana en un crudo invierno, dónde quiero estar en lo que es mi futuro.

Vi que la lucha ha sido constante y encontré el hueco que forma(ba) la sangrante herida, y vi que todavía duele. Compartí mis sentimientos, mis deseos con muchos, tantos y tan pocos que siento que esto que hay, no es real.

No sé cómo salir de este acertijo, sólo me pregunto -¿Hasta cuándo? y cierro la cegante mirada ante las lágrimas que pesadas mojan mi rostro, empapan mis sábanas blancas, y recorren mi piel como si de una lluvia de mercurio líquido se tratara. Mis manos tiemblan y no me detengo a pensar en las clausuras, ahora sólo se que enfrento al miedo, a un fantasma de soledad y de tristeza que por más de 20 años me ha dejado marchita, con aliento a menthol y en la sangre los comprimidos de una indigestión de sinsabores y claroscuros.

Me duele, estoy rodeada y aunque sé que no estoy perdida, no sé, cómo escapar de aquí.

En este mundo no hay héroes, ni heroínas… no he pedido ayuda.  He callado mis labios y atado mi lengua, y sólo transmito lo que algunas veces siento, como lo hacen algunos, con las manos, con unos temblorosos dedos y una mente ya atrofiada y cansada, con un descanso sin sueño, con un sueño sin fronteras, con la compañía de recuerdos y ruinas.

Quiero gritar mientras lloro, quisiera que alguien lo escuchara, que alguien comprendiera, que esto que hay, en verdad, no son llantos, ni simple tristeza, es una congoja de una vida renaciente, que busca lo que ella sabe que es la felicidad.

Pero…

¿Cómo y hasta cuándo?

6 Responses to “Retazos de Vida”

  1. erik Says:

    Persiguiendo en sueños lo que no se encontraría. Queriendo regresar a esa parte, en dónde la felicidad se cobijaba tras una ventana en un crudo invierno, dónde quiero estar en lo que es mi futuro.

    ¿Por que entre otros muchos parrafos de este articulo encuentro retazos de mi vida pasada?

    Quizas porque no somos tan diferentes unos humanos de otros al fin y al cabo. Se que he escrito algo parecido alguna vez en mi blog o en mis blogs.

    Quizas todo proviene de los mismos sinsabores.

    Pero al fin todo pasa en algunos casos casi treinta años despues, pero si. Se sale. Aunque claro, algo queda, infimo s, pero queda.


  2. Sí hay heroínas. Yo conozco a varias, un grupo de encantadoras revoltosas capaces de hacer historia…, y tú eres una de ellas.

    No digas nada, deja que el viento aligere tu rostro cuando seque esas pesadas lágrimas que podrían ser capaces de clausurar estaciones completas.

    Mientras escucho tu renacer, tu grito de contemplación. Y aguardo el momento de estar sentados en la yerba, ajustándonos una buena caja de bombones y unos “cosmopolitanes” u otra bebida embriagante.

    Ahora te beso y te abrazo con la mayor calidez, porque eso sí puedo hacer, aunque no halla llegado a tu muralla de papel maché.

    😉

  3. Sakkarah Says:

    Una etapa difícil en la que a veces uno se ancla por demasiado tiempo, pero se sale de ella, seguro.

    Sólo hay que dejarse llevar…

    Un beso.

  4. Sakkarah Says:

    Si quieres me cambiar el enlace. He cambiado de blog:

    http://sakkarah-1.blogspot.com

  5. Flamel Says:

    Hola… “Pesadilla nocturna” me ha hecho llegar hasta este lugar. Me intriga todo esto, este grupo de imagenes, el tono de los relatos y el blog en general. Desconozco la mayoría de las cosas que se guardan aquí, pero todo lo que veo parece incitarme a buscar algo. Creo que he olvidado cosas y odio pensar en que ellas son capaces de quitarme mi voluntad. Probablemente no me entiendas, de todas formas dejo estas palabras. ¿La razón?, la escribí más arriba.

    Adios!

  6. Debra... Says:

    No se bien porque estoy por dejar este comentario, quizás porque haz atinado justo en ese lugar… el quid de lo que siento en estos días, en este post lo plasmas en letras con precisión perturbadora… y escribiré lo que quiero escuchar, que aunque el pasado aparecerá para intentar responder esas preguntas en realidad nos atara entre trabalenguas y confusión y que hay que liberarnos de el porque en realidad nos aprisiona, son solo viejas fotografías en forma de fantasmas , fantasmas del pasado que ocupan el lugar que le pertenece a lo nuevo, al presente, a lo que vendrá o podrá ser
    Me debato entre la duda de si es consolador o no saber que no es la edad, la que produce esos sentimientos… Mi conclusión es que la vida entere gira en torno a esa búsqueda, que la vida solo es eso… y que nada oculto hay tras el telón
    (Comentario lleno de Divagues voluntarios y sin sentido xD)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s