Ausentes en Presencia

mayo 11, 2009

El sonido de tus besos son memorias.

Tú eres más que mi vida ya vivida.

El Sol, el martirio, el asesino.

La noche y la mañana.

Extraño como yo;

Te conocí alguna vez

Y sin verte ahora, sé que me reflejo en tus ojos.

Porque tu mirada es mi cristal.

Ese que me lastima, demonio.

Ese que no quisiera ver nunca ya.

Porque te quiero a mi derecha.

Porque tu maldad es mi miseria.

Simplemente porque copio tus palabras

Y cada día te amo más y más.