mayo 17, 2010

Cosecha Poética.

mayo 13, 2010

Odio y derivados: falta de creatividad con aliento a desolación. Ladrón de lágrimas.

mayo 11, 2010

The show must go on

mayo 9, 2010

Las oportunidades van y vienen. Unos las ven pasar y otros las viven. Los demás las esperan…

Barbara Wall

mayo 8, 2010

Destino

(Des)-Ilusión

mayo 8, 2010

(Des)-Ilusión

Hace un año…

mayo 8, 2010

Hace un año…

Los Caballeros

mayo 8, 2010

Estas son las ocho leyes de los caballeros andantes:

 

  • “Estad siempre listos, con vuestra armadura puesta, excepto durante el descanso por la noche.

  • En cualquier cosa que trabajéis, tratad de ganar honor y fama de honestidad.

  • Defended al pobre y al débil.

  • No hagáis nada que hiera u ofenda a alguien.

  • Estad preparados para pelear en defensa de vuestra patria.

  • Jamás faltéis a vuestra palabra.

  • Defended el honor de vuestra patria con vuestra vida.

  • Es mejor morir con honor, que vivir con vergüenza”.


    Para infortunio ya no existen.


    Recordad:

    “Hombre no es sinónimo de Caballero.”

Epitafio

mayo 8, 2010

Epitafio

(Des)-Ilusión

mayo 8, 2010

Ensueños, espirales, ojos con pupilas dilatadas.

Amor, planes hechos.

Días arrancados del calendario.

Ciudad tras ciudad.

Cambio de clima, cambio de huso horario.

Relojes desajustados.

Horas sin uso.

Recuerdos.

Equipaje hecho y deshecho.

Pérdidas, lágrimas negras en mis mejillas y sangre en mis labios.

Sudor y sabor a cenizas.

Fuego interior que consumió sueños, soles y tormentas.

Aviones que no despegaron nunca.

Camas con sábanas llenas de sudor, de frío, de angustia.

Cabellos por los suelos vacíos.

Jardines secos y banderas muertas.

Música sorda.

Palabras clavadas y miradas; más miradas y bocas.

Murmullos e incredulidad.

Libros y apuntes en distintos idiomas.

Inconclusión y heridas que de repente duelen.

Me pregunto:

¿Sanarán después? -Dicen que el tiempo lo cura todo-

Yo no les creo, no creo ya nada.

Me ilusiono, me desilusiono y lloro.

Río, me desmayo, me mareo, caigo.

Tu imagen viene a mi mente.

Y sólo cuento las lunas que dejé de escribir, de mirar.

Sólo veo las rejas de mi escondite.

De las que no puedo salir.

Prisión de la que tengo la llave y por miedo no la utilizo.

Me duele lo que hay afuera (todavía)

Pero me inspira, me hace respirar.

Me hace querer más.

No importa si no se puede leer lo que escribo porque mis lágrimas han humedecido las líneas…

No importa si te he dejado ya.

No importa si vuelvo a cambiar.

Estoy consciente.

Tal vez sea una “clase” de despedida.

Tal vez sean sólo desvaríos de una triste figura.

Tal vez ni siquiera sea yo; sino mi alma que ronda y ronda.

Pero sigo, tal cual lo he descrito.

Aquí y allá.

Todo se resume a que mi vida es una simple:

COMBUSTIÓN ESPONTÁNEA.