Luna Dorada

agosto 1, 2010

Ví la luna tras mi ventana, la noche de ayer. Hacía muchos meses que no la encontraba. Era dorada, sentía casi su sabor a miel. Pero no era luna llena, no era noche, eran lágrimas robadas.