Para K

septiembre 24, 2011

Para K

septiembre 24, 2011

lovequotesrus:

Photo Courtesy: we-should—fuck-now-that-i

septiembre 24, 2011

life:

It was twenty years ago today that Nirvana released Nevermind.

The album would go on to usher in rock’s great renaissance, cause a seismic shift in popular culture, bring the underground to the mainstream and make unwilling stars out of three rather scruffy guys from the Pacific Northwest (OK, so Dave Grohl was technically from Northern Virginia, but he lived in Seattle while they were making the album).

read more at MTV here

Pictured: Nirvana’s Kurt Cobain, seen here on “MTV Unplugged” in 1993, was uncomfortable with his role as the voice of a generation, and he developed a serious heroin addiction.

see relatedMusicians Who Died at 27

septiembre 24, 2011

acenturyofsleep:

“When I was young, my ambition was to be one of the people who made a difference in this world. My hope is to leave the world a little better for having been there.”

Happy 75th birthday, Jim Henson

septiembre 24, 2011

Para K

septiembre 24, 2011

Yo sé que no debería, que no debo, pero te pienso. Ayer cuando estaba sola y escuchaba la lluvia pensaba en ti y sentí un vacío como jamás había sentido dentro de mí, como si un pedazo de mi cuerpo hubiera sido arrancado y dolía. Me partía y lloré. Me percaté que se trataba de tu ausencia, de que no estás y de que estoy empezando una nueva vida sin ti.

No rechazo mi vida sin ti, al contrario; estoy feliz a pesar de haber estado hospitalizada, y a punto de perder mi vida, estando sola y hospitalizada, sin conocimiento alguno de días o de horas.

Aprendí que existe el destino, y que tú elegiste a tu familia, quienes en realidad no tienen lazos sanguíneos contigo, quienes te provocan problemas judiciales y económicos, de inseguridad y de personalidad. Que en realidad no valoras a tus padres. ¿Cómo lo vi? Porque mis padres después de años se hablaron por teléfono para cuidarme, porque mi padre viajó desde España y de nuevo dejaron todo por estar conmigo. No me culparon de que mi corazón estuviera mal por una mala decisión, por una mala relación que tuve contigo. Me abrazaron, me cuidaron. En casa Coqui no se separaba de la cama o de la puerta de la recámara.

De nuevo volví a las ambulancias, a las inyecciones, a los desmayos, a las puntas de oxígeno, a estar alimentada por sueros, a las fiebres y al inconsciente.

Hoy lloro por una decepción; por palabras que se me han clavado y me han herido, porque me han dicho que es la primera vez que me enamoro, porque a mi edad mi madre me había preguntado antes de ti si alguna vez había querido a alguien. Porque siempre fui una piedra y ahora esta piedra está sangrando.

Pero la sangre es muestra de vida, de nacer, y yo renazco. Quisiera decirte tantas cosas y a la vez no haberte conocido nunca, no saber de ti y no haber pasado momentos tan pero tan maravillosos contigo, a tu lado, solos, con detalles como las compras, los gustos, los regalos, vernos y escondernos y después no querer escondernos.

Pero no seré tu trofeo. Usé maquillaje informal, tacones de 10 cm. Y pasé junto a ti, estabas más blanco que una hoja de papel, las venas se transparentaban por tu piel, por los rasgos de tu barba.

Pero hubo mucho que ya no me gustó de ti. Sin embargo te extrañé. Y tu forma de darme celos fue tan ridícula que me moría de la risa enfrente de ti con mis amigos franceses, y españoles.

Todo fue muy intenso. Trato de no pensar en los cafés a donde estuvimos juntos, pero paso por ahí, hoy en la lluvia con mis libros y escuchando música te iba pensando y recordando cuántas cosas quise vivir contigo y cómo borraste todo de tu vida, y no comprendo cómo es que puede haber algo tan fácil. No comprendo tus mentiras a pesar de que me lo han explicado.

Querías a una novia trofeo, querías sobresalir por mí, porque tú solo no eres nada, estás apagado.

No esperabas mi regreso y casi caes a mis pies. Te imagino en esta noche durmiendo o quizá estudiando como algún día lo hicimos juntos. Y me asquea. No tolero pensar en las últimas noches, en la comida, en la forma tan triste y tan arrogante como enfermiza a la que me arrastraste.

Por eso hoy lloro, porque soy capaz de ver todos los matices que le diste a mi vida, pero también sonrío porque me doy cuenta de lo fuerte que soy y de que cada vez estoy menos sola, y me reciben con abrazos, con sonrisas, con cuidados, con amor, con deseo, con admiración y respeto, con amor. Con todo lo que no conoces ni conocerás.

Sólo quisiera no haberte querido o no quererte; todavía estoy confundida, no te buscaré, pero quisiera que me buscaras, aunque no entiendo para qué. Pero en momentos así no puedo razonar.

Tal vez tuvieron razón en algo al advertirte que te cuidaras de mí:

Estás sufriendo, por haberme conocido, por amarme, por remordimiento de conciencia, por ver lo valiosa que soy, lo bonita, lo inteligente, la mujer que siempre quisiste, que quieres y que no tendrás. No hay punto de comparación y tú mismo lo determinaste.

Hoy por hoy hay hombres tras de mí, y yo estoy en un torbellino, me encuentro ensimismada, trato de encontrar mi zona de confort. Mi carrera, mis publicaciones, mis libros, mis recuerdos, mis fantasmas, mis muertos, mis viajes. Mi piel, mis perfumes, y es otoño y sigo viva. Y lo celebro aunque yo sea la única que lo entienda, no me importa.

Mi único deseo sería saber que piensas en mí, que me quieres y que no mentiste en lo que me dijiste, que me extrañas y que piensas en mí con dolor por lo que hiciste, y en esta noche es mi deseo.

No sé cómo firmar, tan sólo es un llanto ahogado en letras… ni siquiera es un sentimiento. Trato de no ahogarme, pero trato de recoger esa sangre para tener vida y tener ese fuego para vivir con luz.

No estoy muerta, aunque lo hayan querido, así que sí:

ES MEJOR TENER CUIDADO CONMIGO.