La Distancia

noviembre 17, 2011

En momentos (que no son pocos) como los que acabo de pasar, es cuando realmente valoro la Distancia.

Quien me llama, viaja, me contacta para saber cómo me encuentro es un regalo esplendoroso. En cambio, quien está tan pero tan cerca de mí, digamos, en la misma ciudad,  no me habla, le da miedo lo que puede ver.

Ahora veo a la Distancia como la puerta hacia la hipocresía; se puede diferenciar tan fácil las mentiras de la verdad que ni siquiera es necesario el sarcasmo.

La Distancia es emoción, resentimiento, coraje, imaginación, ilusión, desilusión, engaños, mentiras, hipocresía.

Hoy la puedo definir, mi amistad está ahí, mi amor también, pero no para todos, o todas. No me ofendo por saber que yo he estado presente y he hecho cuánto he podido en mis condiciones; me queda bien pero bien grabado tanto los abrazos, como sonrisas, como lágrimas y la palabra “Fortaleza”

Lo demás que pude haber quedado en mi mente como mentiras, burlas, gritos, golpes (físicos y morales) los he ido borrando, no valen la pena, creo que mi cerebro merece un cuidado especial y mi boca merece sabores dulces, mis ojos merecen noches de luna llena y estrelladas. Mis oídos ya sólo quieren poesía.

Hoy pongo La Distancia entre un pasado y un futuro, hoy La Distancia es la delgada línea que ustedes mismos han marcado, yo… yo tan sólo son quien la ve y le ha puesto un nombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s