Harvest Moon

septiembre 19, 2013

Hoy es luna llena y dentro de unos días será el Equinoccio Atumnal, es mi época dorada, mi estación favorita.

Pero hoy no hay fotos, no existen más que en mis recuerdos; mi cámara ha sido guardada y yo no salgo por la lluvia, por miedo, por la noche y por los desconocidos.

Me volví demasiado humana, tanto para sufrir y llorar y también para sufrir y no poder llorar, con insomnios, con fracasos y redentos, hasta que me cansé.

Me cansé de todos y de todo.

No esperé nada de nadie y aun así me han decepcionado, estoy… ¿Cómo decirlo? Estoy asqueada.

Perdí mi pulsera de espirales y espero por un sueño que ya no me devuelva a la realidad.

Tampoco quiero un corazón roto como repuesto o un símbolo de consolación.

 

Me quiero recuperar y recobrarme, por eso es que vine a quí.

 

Por eso es que regresé.