Hay momentos…

noviembre 6, 2013

Existen momentos para todo; con los años lo he aprendido.

Pero aún no encuentro el momento adecuado en el que tus pupilas se dilatan al ver a esa persona especial; al saber de él, aún no puedo controlar esos momentos.

Esos momentos en los que él se muerde el labio mientras me ve, esos momentos en que lo quiero comer entero, en que mi ansiedad se vuelca en un deseo tan grande que es indescriptible y que sólo aquellos que estén en esta situación o lo hayan estado, saben de lo que escribo. Y de todas formas, este deseo no se compara con el de alguien más.

Mi ansiedad, se convierte en felicidad, en sonrisas y en un latido sin parar de mi corazón, como dentro de mis músculos, mientras estamos unidos, cansados, amándonos.

A veces duele, duele pensar en recuerdos; pero todo se desvanece con sus besos, con su barba, con su mano entre la mía caminando por calles vacías, por avenidas llenas de desconocidos que alguna vez fueron conocidos.

Él ha venido ha desaparecer toda esa niebla, ha tocado a mi puerta, estoy con él y me alegra mucho decirlo, quisiera que fuera más tiempo; gritarlo, decírselo; pero cuando llego a su oído llego a besarlo tiernamente y a consentirlo.

Existen momentos para todo.

Ahora, ayer y después son y seguirán siendo nuestros momentos.

Para nosotros, para unirnos más, para aliviar un deseo y anhelar otro.

Hay momentos para estar enamorada y poder presumirlo, y este es uno de ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s