Cuervos

marzo 25, 2009

La montaña lloraba sangre mientras los lamentos de las ánimas que pupulaban en peregrinaciones, tan sólo querían expiar sus culpas.

La acidez de sentimientos; de aquellos que alguna vez sintieron placer ahora eran presas de sus propios tormentos, del pasado que los condenaba sin darse cuenta de que ellos mismos ataban esos grilletes en sus muñecas y tobillos.

El aliento de los suspiros se había extinto y ahora sin aire que respirar, se encontraba un remolino salido del propio cielo, de alquien que los vigilaba, quien en un grito hizo que vidrios de las ventanas se quebaran y entraran por los ojos de los tuertos; el mar sucumbió ante las plegarias y encolerado sacudió a la montaña y a quienes se encontraban en ella. Las lágrimas de sangre ahora eran ríos de fuego que la boca de la montaña que escupía con asco y desilusión de lo que había pretendido ser o tener.

Todo había sido una farsa; la peor de las farsas era haberse encontrado con quienes cometían esos “errores” los  mismos que disfrutaban de tales y después afligidos se flagelaban con coronas de espinas y látigos; los mismos que antes habían usado, no sólo en sus fantasías.

La tempestad se desató ante la furia de los dioses y así hizo desaparecer la montaña para no hacerla sentir nunca más y como en otras civilizaciones quedó recordada, cómo lo que fue, por sus habitantes, por sus hábitos y por la maldición que los tenía más que hundidos en el mar de lava, carcomidos por gusanos y con la carne hervida por el arrepentimiento y los pensamientos del “…Y si hubiera…”.

Pero no hubo más rendición, ni escape, todo se hundió y esas almas afligidas quedaron apagadas, calladas como las flamas de las velas en los candelabros que nunca más se utilizaron para la última cena.

Lo que se recuerda es la montaña, aquella montaña llamada de Los Cuervos, de esas almas con caretas y disfraces, sin luz, de esas mismas que aprovechando su ventaja, hundían sus deseos en lo profundo de otros ojos, mientras el viento sólo arrebataba llantos y clamos, súplicas que ahora sólo se escuchan en tardes, cuando alguien busca el arrepentimiento de aquello que sabe que hizo mal, cuando recuerda a la montaña sangrante, cuando los cuervos por sueños le persiguen.

Cuando los cuervos surcan los bosques y las colinas croacando… asustando a los arrepentidos. Haciendo memoria de lo que un día pasó, y de lo que podía pasar; de ese miedo que muchos tienen, pero que no se atreven a enfrentar.

Mirar a un cuervo en ese camino, mirar sus ojos de fuego, su brillante plumaje, temblar de miedo y no bajar la mirada, pues puede que sea una de esas ánimas y te lleve a las tinieblas y te impida disfrutar de los placeres que disfrutarás; tal vez, si llegas a estar vivo, de nuevo.

y1pkqceyq21qn-0vzlg_ns-gc9sd-knusmhj_cwemyk_dqhlygv0menm1dz0bkv4u5wfirsugnhg

Parque de Diversiones I

marzo 8, 2009

No todos nos divertimos de la misma forma, no todos percibimos la diversión como tal, incluso en uno de esos parques, en una de esas ferias, en las que las emociones se desbordan y se distorsionan.

¿Quien no ha estado en uno de esos parques me pregunto?

o

¿Quien no? – Mejor dicho.

A mi me ha tocado estar en la Rueda de la Fortuna, dentro de la Casa de los Espejos.

Otros han preferido estar jugando en los casinos, apostando.

Unos sólo bebiendo, algunos más en la silla voladora y los que más en la montaña rusa o en las llamadas casas del terror.

Las emociones y sobresaltos se hacen presentes, el ruido no se nota y todos hablan a gritos sin darse cuenta. Todos están enfurecidos y cómo no haber de estarlo.

Cuando se está dentro de un juego. Cuando los juguetes somos los que estamos dentro, cuando con nosotros se divierten, con nuestras emociones, con nuestros sentimientos, con nuestro tiempo y dinero. Con los amargos sinsabores de recuerdos en la piel, con los atormentados reflejos que no queremos ver, con el tempestivo aire que agita el cabello, mientras subes a algún juego, en el que das vueltas y vueltas, girando más y más, cuando la tempestad de risas desde afuera cae sobre nosotros, niños, no más que eso. Quienes no han podido escapar.

Se ha visto el fuego en el cielo y las estrellas chocar, eclipsadas por la pólvora.

Un parque de diversiones, una vida, la de muchos, y los sentimientos que esconde cada juego, dentro de nosotros y quienes nos miran y/o pueden manejarlos o manejarnos, quizá a lo lejos. Esas miradas brillantes que no alcanzamos a distinguir por el eco de los mareos, las distorsiones.

Ahí están.

Ahora, dime ¿ lo has sentido?

Esto es sólo una pequeña introducción.

1721_1170198268854323

Renovación

marzo 8, 2009

Nunca supe en realidad por qué empecé a escribir en este blog, ha sido el quinto ya y sin dudas mi preferido.

Supongo que el escribir siempre fue un escape para mí; desde niña.

Cuando empecé no lo hacía público, y en realidad escribía sin percatarme de la ortografía, como un pintor cuando sólo lanza pinceladas en el lienzo, pero con mucho entusiasmo y empuje. Se dió a conocer el espacio y traté de esmerarme en ciertos puntos.

Sí, soy perfeccionista, aunque no se note mucho por aquí. Cómo he escrito o han leído, “No todo lo que aquí se escribe es real, pero tampoco es fantasía” así es como veo las cosas en mi propia perspectiva o retrospectiva no lo sé.

Se ha hablado de mí, han querido conocerme, nunca he puesto una fotografía mía en este espacio, por lo menos no de mi rostro o de lo que habitualmente hago, que en realidad es escribir, escribir, escribir y tener unos dolores interminables de cabeza, por tanto pensar.

Soy escritora y me han bautizado como filósofa, y he encontrado a lo largo de los años personas con quienes realmente me da gusto compartir lo que hago, como también he visto personas que no tienen más que dos dedos de frente y ni siquiera pueden escribir algo con sentido o sin faltas de ortografía, hay quienes me han elogiado, han quienes me han calumniado y lo peor y más denigrante es recibir insultos, por algo que realmente no sé que fue.Se han robado mis textos para tesis, mis cuentos para someterlos a concursos en los cuales han sido premiados.

He publicado bajo mi nombre en diversas ocasiones, pero no he recibido lo que me correspondía en muchas otras.

Hoy por hoy enfrento una nueva realidad, regreso a lo que nunca fui, tengo miedo, pero tengo una meta y es lo más importante ahora.

Quiero agradecer a esas personas maravillosas que me han apoyado y alentado, quienes me han aceptado con todo esto y más. Quienes me han ofrecido su amistad incondicional.

La no creyente ahora se siente bendecida, sus piernas brincan como las de una niña y la bailarina sigue girando en la cajita musical, en ese joyero que anhela deseos hechos realidad.

Soy la misma, no se confundan, sólo que ahora me he renovado y un barco listo para zarpar me espera.

Empieza otra parte de mí, y lo escondido ahora  (tal vez) salga  a la luz, aunque sea de poco en poco.

Si me siguen lo podran observar. Esta noche es el inicio de una continuación.

La motivación y los sueños me tienen atada por el estómago y las cuerdas vocales.

Las emociones se concentran en mi pecho y me hacen casi explotar.

Pero este es el inicio de el nuevo cambio, de la renovación, del ser, del estar, de no pensar en un pasado ya más.

Tolerar el dolor y ser lo que siempre he sido. Los personajes de el primer libro han cambiado, pero no el principal, ni su esencia.

Las letras, los pensamientos y la música de fondo seguirán estando aquí. Como yo lo haré.

sherwood_forest04

To Be or Not to Be…

febrero 11, 2009

To be, or not to be–that is the question:
Whether ‘tis nobler in the mind to suffer
The slings and arrows of outrageous fortune
Or to take arms against a sea of troubles
And by opposing end them. To die, to sleep-
No more–and by a sleep to say we end
The heartache, and the thousand natural shocks
That flesh is heir to. ‘Tis a consummation
Devoutly to be wished. To die, to sleep–
To sleep–perchance to dream: ay, there’s the rub,
For in that sleep of death what dreams may come
When we have shuffled off this mortal coil,
Must give us pause. There’s the respect
That makes calamity of so long life.
For who would bear the whips and scorns of time,
Th’ oppressor’s wrong, the proud man’s contumely
The pangs of despised love, the law’s delay,
The insolence of office, and the spurns
That patient merit of th’ unworthy takes,
When he himself might his quietus make
With a bare bodkin? Who would fardels bear,
To grunt and sweat under a weary life,
But that the dread of something after death,
The undiscovered country, from whose bourn
No traveller returns, puzzles the will,
And makes us rather bear those ills we have
Than fly to others that we know not of?
Thus conscience does make cowards of us all,
And thus the native hue of resolution
Is sicklied o’er with the pale cast of thought,
And enterprise of great pitch and moment
With this regard their currents turn awry
And lose the name of action. — Soft you now,
The fair Ophelia! — Nymph, in thy orisons
Be all my sins remembered.

De todo lo que se escribe, sólo me gusta lo que un hombre escribe con su propia sangre. El que así escribe máximas no quiere ser leído, sino aprendido de memoria.

NIETZSCHE, Friedrich

Arcoiris Nocturno

enero 7, 2009

¿Qué es un arcoiris nocturno? – Me han preguntado-

Un arcoiris nocturno, es cuando en medio de la más absoluta y silenciosa oscuridad, se pueden ver los excelsos y sublimes colores en forma de un caleidoscopio.

Es cuando la tormenta ha pasado y aún sin sol se puede ver el resplandercer de los centelleos de cascabeles que resuenan en almas desoladas.

Es una imperfección que no se podría entender, porque no somos iguales, si sentimos lo mismo… pero al aceptar y observar palabras como objetos desde el punto de vista contrario al que estamos acostumbrados es lo que nos hace una mezcla homogénea y a la que pertenecemos.

Un arcoiris nocturno es lo que me haces sentir al verte.

Un arcoiris nocturno es felicidad, sin tener que ser lastimado por los rayos del sol.

Un arcoiris nocturno es el que se ve reflejado a través de la luz que irradia la luna a través de nubes borrascosas.

Un arcoiris nocturno es más que regocijo.

Un arcoiris nocturno es volar.

Un arcoiris nocturno no es sólo una falacia, es una realidad.

Un arcoiris nocturno eso, eres tú.

Un arcoiris nocturno es mi verdad.

La Fiesta de los Sueños…

diciembre 31, 2008

Que este año que empieza, se lleve los malos momentos, que se olviden los recuerdos amargos, que la belleza se inmortalice en felicidad, que todos vuestros deseos se vuelquen en una realidad.

Que en esta noche como en tantas otras, la abundancia, la elegancia y la alegría os acompañen, que sea dicha, ya nunca más desdicha, que en el inagotable tiempo en que duren las doce campanadas, los corazones latan más fuerte y que esa experiencia quede grabada en vuestras mentes, el eco de la esperanza, el que nos une en cada fecha como esta, en que la noche se convierte en día sin sentirlo; en dónde vemos una muerte y un renacer…el que todos esperamos.

Que sea una noche de regocijo, de anhelos, de ilusiones, de metas trazadas y por supuesto enfocadas, que una nube de humo os envuelva y os perdáis en un instante de desmedurada reflexión, un segundo y enfocar el lente en lo que hay; el aquí y el ahora… que sigáis en este camino que nos ha trazado el destino, que el sonoro péndulo de cada reloj de nuestro lugar, nos haga recordar que no más hay que llorar, ni por recuerdos, ni por aquellos que no están, que hay que seguir y no mirar atrás, hay que avanzar y ¿por qué no? entre dolor…Festejar!

Os deseo un muy feliz año con metas, logros y sobre todo lleno de sueños cumplidos!!!

Que las burbujas de ese champagne sean las culpables de sacar los corchos y que así vuelen por el aire, y se vean volando… no los corchos… sino vosotros!!!

Y que esas mismas burbujas traigan besos, y risas, AMOR Y SALUD, y por supuesto que la amistad sea lo que nos una más y con una copa y quitándome el sombrero brindo por que todos recibamos un grato, grato 2009.

La fiesta de los sueños ha comenzado…

Feliz Año Nuevo!!!

Les desea Vampiresa

Guardados

octubre 31, 2008

Todo se guardó.

Pero ha llegado el tiempo de sacarlo de ese viejo cajón y sacudirles el polvo, verlos frente a frente y enfrentarlos…

Quedó muy poco tiempo y la magia se extinguió.

Un cuaderno en llamas y la pluma sin tinta quedó.

Fotografías marcadas, no más que en la memoria.

Los recuerdos perdidos, de unos días no vividos.

Todo se guardó…

Así, como cuando alguien es enterrado vivo…

Pero esperemos o quizás esperamos que este alguien pueda salir de ese cajón, de esa tumba, de ese olvido, de aquel lugar en el que se pierde entre la misma nada.

En Movimiento

octubre 15, 2008

Sólo hay una fuerza motriz: el deseo.

ARISTÓTELES

Resurgir

septiembre 22, 2008

“Desde el fuego extinto para quemar como el Hielo.”

BWO