Tormenta 

noviembre 29, 2015

Este viento me recuerda tu voz, tu semblante…

me recuerda el futuro. 
Este viento se lleva las hojas muertas,

                                                                           se lleva las cicatrices.

Este viento es el presagio del cambio,

 de un sí, 

dándole vuelta al miedo, 

dejando las confusiones atrás…

 Este viento es la tormenta y la Tormenta soy yo

Manuscrito del 2008. 

Barbara Wall 

Otro Cumpleaños 

noviembre 27, 2015

Cada vez que se acerca mi cumpleaños,mes más difícil de soportar. 

No es la edad, ni la presión social. Es que simplemente veo el pasado, y veo el presente. Y dentro de esa vorágine veo el presente; que en el pasado quise terminar con él y no lo he conseguido.
He llegado a donde nadie a llegado, tan sólo lo han soñado. He vivido en cuentos de hadas, con todo y brujas, hechizos, muertes y besos perdidos. 

He quedado dormida, los demás han tenido miedo. 

He padecido de dolor físico, de discriminación. 

He pasado de las fiestas más lujosas y caras, a las más sencillas, hasta quedarme sola. 

Este año no hay nada, no hay nadie. 

Existe el dolor y un maltrato que temgo que dejar ir, pero no sé cómo. Pasó hace años y me marcó, fueron palabras, palabras en una sala de emergencias, sola, conectada a tubos, mientras me dejaban ahí tirada. 

La policía y los doctores me ayudaron a salir ya que no había nadie conmigo. 

Sin pedir ayuda, entendí lo que era la hipocresía, de estar en el hospital, al llegar a la única vertidas ya nadie me hablaba. No me saludaban. Y se decían mis amigos (me sonrío sarcásticamente). 

Pero todos aquellos de los que me acuerdo, que menciono aquí y a los que no, los veo encharcados en un aula, en una misma ciudad, tan pequeña, que se está acabando. 

Con hijos no deseados, teniendo amantes casados. 

Mientras yo, escribo, no para el país que me da la nacionalidad sino para otros muchos. 

Escribo para más de treinta países, di cátedra en universidad. 

Vivo en Alemania. Aprendí varios idiomas y se puede decir que me di el lujo de despreciar el matrimonio, por lo menos hasta ahora, lo pienso, pienso en mi felicidad, y pienso claramente en lo que quiero. 

No quiero estar en este estado. 

Ahora trabajo en mi primer poemario. 

A través de países y de redes sociales me reencontré con mis amigas de toda la vida, y aunque somos tres, y son tres países diferentes después de 18 años de la última vez que nos vimos, nos seguimos queriendo. Y eso es muy valioso para mí. 

Pensé que en el transcurso de mi viejo da había tenido más amigas, pero me dieron la espalda, por envidia, celos, lo que fuera. Me dejaron de hablar cuando supieron que estaba en otros países sin embargo yo nunca les dejé de hablar cuando viajaron, cuando se casaron, cuando se divorciaron, cuando fracasaron, cuando lloraron en mi apartamento por hombres. 

Pero nadie me dio un pésame cuando mis amores se morían y no podía ir a los funerales. No tuve un abrazo, ni una palabra de aliento. 

La humanidad es una miseria. 

Sólo puedo decir que una brisa me llena los ojos con agua salada y que el bosque me llama, el frío y que si tanto me envidiaban les regalo y me despojo de todo el dolor que sufro, de las enfermedades y humillaciones que he recibido. Así me libero y así les dejo esa parte tan triste de mi ser a aquellos que me hicieron tanto daño. Sufran ustedes, lo envidiaban, pues tengan, caigan, tengan amenazas de muerte, golpes, queden internados en hospitales, sufran soledad, desamor y desilusión. Queden sin poder comer y sin lengua para hablar, sin manos para escribir, sin pies y sin piernas para caminar, rompan su corazón. Queden muertos en vida, secos. Y sean menos que un cero a la izquierda. 

Ya no quiero otro cumpleaños plagado de piltrafas, de monstruos carcomiendo mi ser. 

Quiero vivir y sonreír. 

Deseo vivir sin dolor, ir a teatros y tomar café. 

Comer queso y tomar vino tinto, cognac y dejar los medicamentos. 

Estoy en cuenta regresiva. 

A menos de una semana de mi cumpleaños. 

Lo único seguro que tengo es el sufrimiento que los que me ha hecho daño tendrán y me alegro. 

Me han tenido miedo hasta por el nick de “Vampiresa” pues espero tenerlos de rodillas suplico cuando ahora. 
Es mi turno y lo cobraré.

Ayer fue el día en que se supone que usamos un listón blanco porque era el día internacional “contra la violencia de Género ” y por todas las redes que leía aparte de mails fastidiosos y desconocidos, sólo encontraba la palabra “”MUJER”
¿Nos hemos vuelto tan cerrados/as que sólo vemos a la mujer maltratada?
He estudiado y tengo un posgrado en estudios de género, feminismo y teoría queer y se me hacía tan espantoso ver que un género se reducía a la violencia doméstica cuando (y si hablamos de mujeres) son muchas las agresiones, desde el trabajo, por fotografías, por atuendos, salarios, etc.
Y los transgéneros, con tantas muertes en cárceles, porque simplemente no aceptan un acta de nacimiento OFICIAL con nombre de mujer, con sexo femenino, pero aceptan violaciones, raptos, etc.
Lo que más me indigna de esta situación es que muchas/os sabemos lo que pasa pero muchos se quedan con la boca cerrada o peor, lo permiten y se burlan.
Esa gente que no piensa, no merece respeto, esa gente no piensa, no ve, va con las masas.
No sabe que estamos en el pos modernismo y no en la época medieval, pero mientras, se aceptan a madres solteras de trece años de edad publicando en Facebook fotos, ¿y quién mantiene a esa nueva familia? No tienen trabajo, no saben ni cómo cuidarse a ellos mismos, son unos niños y eso, eso produce problemas y violencia doméstica a largo plazo, y a corto, claro está.
¿Quién está más ciego, quien permite una miss universo transgénero o quién llama género a la mujer y así se discrimina por machismo?

Si entramos en el macho, es también otra discriminación, pero no, por lo visto, sólo las mujeres tenemos género definido en la actualidad a pesar de todo lo que hay por leer e investigar.
Ya no somos el sexo débil y si sacamos conclusiones a partir de lo que leí y me llevé un gran número de unfollow en Twitter por este tema, las mujer es somos el único Sexo, ya no el débil o el fuerte.
Nos hicieron un favor al dejar de pensar y de informarse.

In the end…

noviembre 3, 2015

http://youtu.be/imzAVVbZ9bA 
In the end… A sigh. 

Suicidio

noviembre 3, 2015

Lo único que puedo decirte es que mis neuronas revolotearon como dicen que revolotean las mariposas en algunos estómagos. 
Pero la sensación fue más fuerte; sudor en frío, sábanas blancas manchadas de tinta. 

Cabello enredado, limpio y sucio.,

Latidos de corazones al ritmo de síncopes. 
Bienvenida y despedida. 
Amor suicida. 

Te llevaste mi alma, mi melancolía y mis recuerdos. 
Sólo quedan las cuencas de tus ojos verdes como escarabajos. 

Desnudos en el baño. 

El frío, los libros con hojas en blanco que han leído los demás. 
Benzodiazepinas, proxac, borderline, cluster B, aromas, oscuridad. 

Líneas de cocaína, poesía rota. 

¿Te quiero? 

¡Suicidas! 

Barbara Wall

Dedicado a: Alvaro Luquin Navarro. 

Octubre y la lejanía 

octubre 16, 2015

Lo mejor de estar lejos de todos es que te encuentras a ti misma, encuentras tu propia esencia, no extrañas a nadie, ni envidias nada.Es un centro de sanación. El despegue de todo, por amor a lo que haces, seguir en una ruta que se trazó hace veintiocho años, un legado, algo que se decidió.

No ir en contra del destino, seguir al viento, recordar y olvidar, no conformarse con algo o con alguien.

Si felicidad le llaman a lo que tienen y aún así se quejan, no es felicidad.

Entre tanto me he encontrado con quienes les he roto el corazón sin saberlo y ellos me lo rompieron a mí. 

No me interesa “irme de antro a mi edad” y no subir en mi carrera “porque no puedo vivir sin la playa” y tengo miles de ejemplos así . Estoy harta de acomplejados y acomplejadas que con un tono de voz se quejan de lo que han querido hacer en su vida, pero no lo hicieron. 

Estoy harta de que me den consejos acerca de maternidad cuando, sólo hago una visita, cuando no he tenido novio por años, cuando me dicen que debo de dejar de leer y escribir y casarme para saber de la “realidad”. 

La REALIDAD es que elegí mi camino desde niña, y no necesito de un hombre para sentirme mujer como tampoco necesito demostrar que tengo hijos para que me vean “completa”; he leído comentarios tan insultantes sobre mujeres que han decidido NO TENER HOJOS y las insultan, dicen que es por miedo, o porque no saben lo que es el amor, porque son estériles, y seguramente quien escribe esos comentarios no ha terminado de leer en su vida un libro, ni ha trabajado, ni ha salido de viaje, así como critican, yo también lo hago, me cansan, me hartan y no son nadie para entrometerse en mi vida o en mis decisiones. 

¿Han ido a Alemania? La canciller decidió no tener hijos, y está casada, hoy por hoy Alemania es una potencia. Y mi vida está ahí.

Voy en mi ruta de corazón, soy feliz en mi carrera, soy feliz así, no me pertenezco a nadie y mis letras me acompañan en libretas, moleskines, aviones, cafés y restaurantes.

Siento una enorme pena por quienes me quieren demostrar su “vida feliz” con alguno de mis ex, con cosméticos caros (que no son ni la mitad de lo que tengo) pero no se han casado y viven a la sombra de alguien que les sigue hablando de mí, a alguien a quien le dije algún día: “NO”.

Leo y hablo, y escucho en diferentes idiomas, tengo mucha ropa, hay castillos y hay cuentos. Tengo perfumes y como bien, hay montañas, pretendientes y el tiempo me sigue faltando. 

Pero así es la vida. Sin tiempo y con toda la libertad para sentarme en un café y comer pastel por el tiempo que quiera y con un moleskine acompañante de una pluma fuente.

Nunca me terminarán de conocer… Al menos no por entrevistas o por fotos.

Me pregunto muchas veces si hubo alguien que tuviera la conciencia posible para ver qué tanto me gustaba la música y los libros, los cosméticos, los perfumes, la ropa, los libros, el cine… Y creo que tengo una respuesta, sólo yo.

Por eso elegí viajar, por eso elegí irme…

Por eso soy escritora, por eso soy filósofa, por eso soy lingüista, por eso soy revolución. Y no por eso dejo de ser mujer, y surrealista como romántica.

Por eso Alemania y demás. Por eso soy una hechicera.
3 de octubre, 2015. 

El Piano 

octubre 16, 2015

Como en idiomas, y en mi carrera me he topado con muchas preguntas, a mi gusto tontas.
Depende de cada quien el tiempo que se tome para aprender algo; podrá existir un estándar, pero es estándar no es sinónimo de que se cumpla.
He estado escuchando una canción desde ayer, y después de horas me atreví a tocar el piano. Raro, porque el piano estaba en esa casa desde que llegué y nunca lo había abierto. Me senté, tenía un contador de tempo y mis audífonos. No saqué ninguna partitura.

Escuché la canción tanto que sólo de escuchar la presión de mis dedos en las teclas, las lGrimas empezaron a brotar, y de repente todo era como una cascada.

Un sueño roto, un amor desaparecido, una imagen sin ser realidad.

Cerré los ojos, escuchaba el piano y cantaba. Cantaba mucho. No dejé la misma canción por horas, las notas graves eran las que me gustaban, las sentía como golpes, me dolía en cuello, las piernas.

Empezó a llover, pensé o imaginé qué habría pasado cuando esa canción se compuso.

Pensé lo que yo estaba pasando.

Pensé en la diferencia de edades y de épocas y en los mismos sentimientos.

Hablé con alguien y me preguntó por el piano, me dijo que así como yo lo decía parecía fácil.

Le dije que era otro idioma, había que aprender su “alfabeto” y sus posiciones, como en una laptop o en una máquina de escribir.

Escucho el piano, pero sigue lloviendo, duele, hay frío. No se parece a otro día que hubiera conocido o visto antes. Las oras secas del otoño volaron muy alto antes de la lluvia.

“Si me conocieras, entenderías a lo que me refiero.” – me repito.

La pianista vivía en Londres, y se llama Deborah y este no es su estilo.

La melancolía de árboles secos me atrapó y me dejó seca, con un oído y sin boca. Con manos, pero sin brazos. Con dedos que perdieron anillos.

Con una mirada cerrada. Sin amor.

¿Qué vendrá? Extraño a octubre. Tengo miedo a perderlo.

Miedo.

MIEDO.

¿Cuál es la diferencia entre ansiedad y desesperación?

¿Cómo puedes distinguir el dolor de alguien “normal” y de alguien “diferente” ?

Ya no sé qué extraño.

Tal vez sea la compañía… Pero no sé de quién.

Gracias por consolarme en los últimos meses.
And the planets of the universe go their way

Not astounded by the sun or the moon or by the day

You and I will simply disappear out of sight

Oh, but I’m afraid soon they’ll be no light


I will never love again the way I loved you

You will never rule again the way you have ruled

We will never change again the way we are changing

Oh, you’ll forget the chill of love but not the strain 


Oh, you’ll forget the chill of love but not the strain 


You will remember 

But I will die slowly

It’s only an overture, to something that was best

And don’t, don’t condescend to me


Take your leave, take your leave 

Take your leave of me now

Disappear through the air

I wish you gone, and I don’t care


Now, I know

Ooh, I was wrong to leave for a dream

If I had my life to live over

I would never dream

Oh, I would never dream


*Stevie Nicks, 1976


Lo dijo un cantautor (7)

septiembre 24, 2015

Recuerdos de un abrazador… Recuerdos abrasantes.

ABRAZADOR (revelaciones de un órgano foliar en ruta al éxtasis)

"La cosecha del dolor" by JVG246

Lo dijo el cantautor cubano Santiago Feliú en una de las más bellas canciones de amor jamás escritas, “Para Bárbara”. “El Eléctrico”, como lo llaman sus amigos, es derecho y toca la guitarra a la zurda, él no sabe por qué. Bárbara, nombre de su primera barbara wall eyeesposa, fue la inspiración para este tema que incluyó en su primer disco, Vida, grabado en Argentina en 1986. Hoy quiero dedicársela, acompañada de mi cariño y admiración, a mi buena amiga Bárbara Wall, autora de la bitácora Surrealidad como escape (Mi mente y yo). Para ti, Vampiresa, “Para Bárbara”.

Siento que tus destellos ahogan mi brisa,
mi brisa que presiento inagotable, azul, infinita;
límpida brisa de lirismo inevitable,
soplo de sueños que en mi verso se derrama.

santiago feliuSi de mi voz florece la canción,
motivo de tu dar;
si de tus ojos nace la bondad
de abrirme en el verso un…

Ver la entrada original 5 palabras más

Warning me… To read the signs, carefully!
Now that it’s time

Now that the hour hand has landed at the end

Now that it’s real

Now that the dreams have given all they had to lend

I want to know do I stay or do I go

And maybe try another time

And do I really have a hand in my forgetting?
Now that I’ve tried

Now that I’ve finally found that this is not the way

Now that I turn

Now that I feel it’s time to spend the night away

I want to know do I stay or do I go

And maybe finally split the rhyme

And do I really understand the undernetting?
Yes and the morning has me looking in your eyes And seeing mine, warning me

To read the signs more carefully
Now that its light

Now that the candle’s falling smaller in my mind

Now that I’m here

Now that I’m almost not so very far behind

I want to know do I stay or do I go

And maybe follow another sign

And do I really have a song that I can ride on?
Now that I can

Now that its easy, ever easy all around

Now that I’m hear

Now that I’m falling to the sunlights and a song

I want to know do I stay or do I go

And do I have to do just one

And I can I choose again if I should lose the reason?
Yes and the morning has me looking in your eyes

And seeing mine, warning me

To read the signs more carefully
Now that I smile

Now that I’m laughing even deeper inside

Now that I see,

Now that I finally found the one thing I denied

It’s now I know do I stay or do I go

And it is finally I decide

That I’ll be leaving 

In the fairest of the seasons
1967- Chelsea Girl album, NICO

Sadomasoquismo

agosto 19, 2015

Ultimamente he pensado en todos tipos de relaciones y me encuentro por todos lados con algo que tiene que ver con el sadomasoquismo y me ha hecho pensar mucho. 

Llegué a la conclusión de que una relación sadomasoquista (de índole sexual o no) es aquella en la que ambas partes que construyen esa relación se destruyen mutuamente y no se necesitan látigos, esposas o trajes de cuero o látex. 

La destrucción en cualquier relación es perjudicial, y es peor cuando veo y escucho a diario tantas quejas, pero ahí siguen, con esa persona. Me causan ansiedad al escucharles. 
Y me percato de que hice lo mejor, cuando he terminado con novios que me siguen persiguiendo, como uno después de diez años que lo dejé y lo tuve que bloquear de todos mis contactos, ahora me busca, con 50 kg de más (no exagero, incluso tal vez es más) y teniendo la desfachatez de mostrarme a su hijo de dos años, que tuvo con una edecán que no tiene ni terminados los estudios intermedios. Y yo no lo sabía, la mamá de él me decía que no se había casado que tenía un buen trabajo en la misma ciudad en la que vivía antes de irme a Alemania y corté esa relación porque sentí que esa señora quería algo más conmigo. Y yo estaba con ella, por ella, no por su hijo, mi primer novio. 
Ahora, después de mucho, entiendo. 

También veo fotos de mis ex y veo porqué son mis ex, no me gusta su aspecto, lo que criticaron de mis gustos es lo que hacen, lo que comen… 
No han salido de un pueblito, me critican por leer cuando uno de casi 40 años está jugando Nintendo (sí, Nintendo y no XBox) cuando le dije que sólo bebía vino tinto y chocolate como botana, y ahora así son sus cenas “románticas” con la novia que tiene, a quien pudo manejar a su antojo… No como a mí, criticando que mis jeans eran muy chicos y asustándose de mi talla porque está rodeado de gordas y yo me la vivía corriendo y en el gym. Con el maquillaje, porque la de ahora no usa, cuando me decía que no me podía llevar a un partido de basketball porque estaba trabajando y me tenía que cuidar… Pero, a ella la lleva y la deja sola en las gradas, no se pone celoso. Conmigo no salía a la playa porque no le gustaba que me vieran en bikini o ni siquiera en short. Es risible, cómico y a la vez lastimero. Pero es mi ex y no tengo intención alguna en estar con el de nuevo. 

Veo lo que tengo y lo que soy, lo que he logrado, y a través de los años soy una persona muy distinta, pero mi esencia es la misma. 

Gasté en perfumes Chanel para mi ex prometido, tiempo, estuve con él en hospitales, pero llegó un momento en el que ya dudaba, despertaba y sentía un dolor en el pecho, empecé a fumar mucho. Había muchas señales… Dos canciones me ayudaron a decirme, a dejarlo, a cancelar mi boda, a dejar un pueblo donde no conseguía leche de soya ni de almendras más que en el súper, a darme cuenta de que sigo amando Alemania, pero no por él. Así de fácil. Y así de complejo. 

Dejar mi ropa, mis perfumes, zapatos, ver cristales rotos y escuchar sus gritos mientras tomaba mis maletas y me metía al taxi para dirigirme al aeropuerto. No fue fácil, no es fácil. 

Pero aquí estoy. 
Después de ver lo que he dejado, lo que soy, lo que tengo, pero todavía no veo el futuro.