Mi noche estrellada

enero 11, 2008

Vivo en la noche, en el día me encuentro encerrada.

Mis noches se ven iluminadas por flagrantes estrellas y una luz, tan pero tan brillante que sale de un lado, de tan sólo un lado de ella, de mi Luna.

El bosque me espera con esos árboles tan grandes que sólo a lo lejos se logran ver ya que al estar cerca de ellos, sólo se podrían ver unos cuantos retazos de madera y hojas, muchas de ellas caídas y secas. Ya muertas.

Pero en mis noches, me mente envuelta en espirales hacen que yo, me haga presa de caer entre ellas, las mismas que iluminan el fulgor de esa oscuridad y a través de esa torre ya carcomida y casi desecha por el paso de los años, de los años que se han convertido en siglos, yo siento el aire en mi rostro , el viento helado que eleva mis rizos por encima de mis hombros, el mismo que hace que aquellos cipreses se muevan dentro de una danza al compás de la música de sus acompañantes esos pequeños tintineos que brillan en la oscuridad provenientes de los reflejos que aquellas luces quemantes tan frías esas estrellas; mientras cierro los ojos y levanto las manos sintiendo el infinito que me cubre, un cielo el más bello de todos, una noche con luz, una noche con luna.


UNA NOCHE EN ESPIRALES ENTRE LAS QUE ME PIERDO PARA SENTIRME INFINITA.

Una noche estrellada.

noche_estrellada.jpg