Pasión

noviembre 13, 2008

Danza inequívoca de los sentidos

Figuras abismales como espeluznantes;

Sombras que son mucho más

que los propios sigilos

Esos, deambulantes…

Murmullos de grillos

que callan en aquel bosque

donde ellos, los gritos

de aquellos amantes

eran escondidos; como protegidos

por ella, por Selene, que los cuidaba

como una madre cuida a sus hijos.