febrero 28, 2011

Para llegar a ser sabio, es preciso querer experimentar ciertas vivencias, es decir, meterse en sus fauces. eso es, ciertamente, muy peligroso; más de un sabio ha sido devorado al hacerlo.

Friedrich Nietzsche

Anuncios

febrero 28, 2011

Te quise mucho, quien eres ahora no lo sé… te convertiste en un olvido.

febrero 28, 2011

In fraganti, en una tarde de febrero.

Maldita tarde.

febrero 28, 2011

Sí, el alter ego de mi ex…

febrero 28, 2011

Me gustan los puntos suspensivos. No me interesan las críticas, ni los comentarios; cuando empecé a escribir el blogs no era más que una gran fuente para plagios.

Desafortunadamente ahora mucha gente me conoce, sabe quien soy y quién está detrás de lo que escribo y eso hace que me retraiga.

¿Qué si me importa lo que digan? La verdad no; pero ojalá tuvieran el puto valor para decírmelo en la cara… jodidos hipócritas, no les voy a dar más armas para que quieran verse como vencedores antes sus propias batallas, creadas por un intelecto que no va más allá de lo que ven, ni de su imaginación.

¿Críticas? Si tan siquiera lo supieran hacer bien… me dan asco.

Y ustedes me dan risa, pero estoy tan anestesiada que hasta una carcajada me produce modorra.

Jódanse que no estoy muerta, ni me he ido tampoco.

Yo no inicié la guerra, pero ahora me cansaron y saben que de entre el fuego todo puede suceder, incluso dentro del fuego cruzado.

Moraleja, refrán o advertencia: “A quien le quede el saco que se lo ponga”

Muerte

febrero 28, 2011

Peso casi 50 kilos, no sé si estoy por debajo de ellos o si estoy por encima. La primera vez me dio miedo verme ante un espejo, las costillas se hacían presentes. De eso han pasado muchos años y con los años muchas cosas.

Ahora no estoy en donde estaba, ni siquiera hay espejos. Pero sé que mis ojos ya no son los de antes, las cuencas negras han sido reemplazadas por sombras rojas; presión, presión, presión… mi cerebro va a explotar. Mis oídos no te escuchan, mis labios ya no son míos.

Yo ya no estoy aquí, me han reemplazado, el sueño terminó en pesadilla.

Mis huesos están tan fragmentados por abrazos tan hipócritas y mi sonrisa se devela en el brillo inocuo que no existe en mis pupilas.

Tarde, la tarde está aquí y yo no voy.

Logré lo que quise, permanecí y me he ganado un regalo; ¡qué va! un trofeo.

La música suena, el ballet recuerda mis pies rotos, los libros traen consigo esos años en los que no pude leer, en los que hubo una muchacha que me leía y a la que yo le enseñaba historia  y pintura… desde una cama.

Esos días están por regresar, el cuello me sangra, los ojos ven borrones y mi memoria vive en el pasado.

Me estoy quedando ciega. Ya no hay Sirenas, tampoco encuentro a Morne, ni a la bailarina. No veo teatros y no puedo escribir, sigo con fiebre. Mis lágrimas son de odio, de resentimiento, de soledad, de ansiedad, de enfermedad.

Para mí hay cosas peor que morir. Y estoy viva y duele.

Duelen tantos años y tanto esfuerzo para que al final, desde una cama, viendo distorsiones, me percate de que esto no ha servido de nada.

¿Sirvió de algo?

Escribo y escribí antes… leo y leí desde hace mucho, soy una romántica. Lo sé.

¿Qué he aprendido?

¿Qué he aprendido?

¿Qué he aprendido?

Tengo fiebre y mi muerte se ríe de mí.

La veo en esa puerta, sus huesos son los míos… el haz está cubierto con mi sangre.

Veo mis dientes, escupo saliva con sangre seca. Mi cama está deshecha.

Por todos lados hay libros de filosofía, de poesía, mis pinturas están en el suelo, Dalí carga con mis arrugas, con mis años y con mi memoria.

El sueño se fue, el dolor regresó, la espalda, el cuello, el sol… la luz.

Abro los ojos y respiro: pero eso pasó hace casi diez años. Quizá hace más. No sé en dónde estoy. El miedo, la ansiedad y el stress de no saberme en un lugar POR PRIMERA VEZ hace que me hunda en una espiral y que retome apuntes sobre epitafios, sobre arte, sobre teatros… sobre quien soy.

No soy yo sino leo, no soy yo sino escribo.

¿Soy yo dentro de ese hospital?

No me veo. Me desangro entre decepciones, ante las imperfecciones, ante el incumplimiento y el rigor categórico del que estoy siendo presa y por el que estoy perdiendo lo que tuve.

Hoy veo a la muerte; hoy no estoy.

Hoy ya estoy muerta.

febrero 27, 2011

reiben:

¿Quién mató a Marilyn? 

La prensa fue, y la radio también.

febrero 25, 2011

moritta:

este es mi sueño erótico recurrente 😉

febrero 25, 2011

bythegods:

Banshee

“Banshee” is the modern name for the bean sidhe, or “woman of the fairies,” the traditional fairy of the Irish countryside. Perhaps you recall some of the Tuatha De Danann we’ve discussed in the past? Well, after the arrival of the Milesians (the ancestors of the present-day Irish) from what is now Spain, the gods and goddesses that comprised the Tuatha De Danann disappeared underground to dwell in mounds. 

In the centuries that followed, the old gods were slowly transformed into fairies. As a Christian presence infringed and absorbed Ireland’s pagan past, the old gods of the Celts became folk legend and fairies in the woods and hidden nooks of the land. Banshees were the lady spirits that haunted the woods, and it was believed that the wail of a banshee foretold the approach of a human death. The land itself, riddled with the markers and ancient customs of Celtic mythology, still attributed great power and mystery to the spirits of the old religion.

febrero 25, 2011

Let Me BE!!!