Te quiero

enero 14, 2010

Te quiero un momento;

Te quiero por hoy, te quiero te lo repito.

Te quiero y no me voy…

Te quiero en una larga vida,

Te quiero en la espera, en la ausencia, en nuestra presencia…

Te echo de menos al perderte de vista.

Te quiero hoy,

 te quiero por un momento que dure hasta que las campanas dancen;

Te quiero al ser insasiable, te quiero en el frío que contrasta con el sol.

Te quiero en mi cama, te quiero hoy, te quiero para mañana, te quiero…

Y ya no cuento las horas, sólo pienso en que te quiero; porque ese hoy, ha durado desde aquel instante.

En el que un sueño ha sido compartido, pero tonto quizás no lo sabes.

Te quiero por eso, por eso y más es que te quiero.

A mí… a mi lado te quiero, como sean mi espejo tus córneas, y mi aliento tus besos…

En el baño tus manos y ya sin desengaños…

¿Alguna vez te dije cuánto te quiero?

Anuncios

Post Moderno 2.0

enero 14, 2010

Deborah despertó esa mañana y vió que sus botas no estaban en el lugar acostumbrado… un aroma embriagante se distinguía por toda la habitación… la puerta estaba entrecerrada y por el pasillo se escuchaban algunos pasos.

Deborah casi no podía respirar, tomó su bata de seda y cubrió su desnudez con esta, mientras de puntillas se acercaba a la puerta y veía las piernas de un hombre caminando por el pequeño saloncito que estaba al otro lado del pasillo.

-No puede ser- Pensó.

Pero si el avión había desaparecido.

Y así había sido. Martin había vuelto, no estaba muerto.

Y Deborah sólo pudo cerrar la puerta de su alcoba y llorar lo más sigilosamente que pudo, tirándose en la misma alfombra gris. Pensando en lo que había hecho, y en lo que haría…

Continuará…

Y…

enero 14, 2010

En los blancos acantilados se escuchaban las olas.
Mientras los lamentos era confundidos con el viento.
Las lágrimas eran puntas de estalactitas hechas ya por tantos años y por tanto frío.
La desoledad era oscura, como el pasaje era siniestro.
Pero al otro lado, estaban tus ojos, y esas mismas olas casadas con el viento, oyendo a mi corazón dejando de latir, te trajeron a ti, tan sólo para que me condujeran hacia ti.

Así…

enero 14, 2010

Justo como las olas a las rocas en la costa,

 en una tempestad,

justo asi…

Justo asi,

inseparables, unidos, desafiantes, apasionados, justo asi…

 como las olas a las rocas en una tempestad,

justo asi…