Guardados

octubre 31, 2008

Todo se guardó.

Pero ha llegado el tiempo de sacarlo de ese viejo cajón y sacudirles el polvo, verlos frente a frente y enfrentarlos…

Quedó muy poco tiempo y la magia se extinguió.

Un cuaderno en llamas y la pluma sin tinta quedó.

Fotografías marcadas, no más que en la memoria.

Los recuerdos perdidos, de unos días no vividos.

Todo se guardó…

Así, como cuando alguien es enterrado vivo…

Pero esperemos o quizás esperamos que este alguien pueda salir de ese cajón, de esa tumba, de ese olvido, de aquel lugar en el que se pierde entre la misma nada.

Lan N’oldu

octubre 23, 2008

Biz ta eskiden beri bu sularda yüzer idik
Bu ormaný sever idik, bu kuþlarý dinler idik
Biz ta eskiden beri, biz burda bir avuç insan
Biz birbirimizden habersiz ayný þiiri yazar idik
Ayný þarkýyý söyler idik, ayný duvara iþer idik
Derken; bir sabah erken
Haymana ovasýnda bir garip kuþ öterken
Lan n’oldu
Derken; bir sabah erken
Daðlarýna memleketin bahar gelmiþken
Lan n’oldu be, lan n’oldu be, lan ne bu be
Lan n’oldu
Derken; bir sabah erken
Havada bulut yok ta ya bu ne dumanken
Lan n’oldu
Derken; bir sabah erken
Daðlarýna memleketin bahar gelmiþken
Lan n’oldu be, lan n’oldu be, lan ne bu be
Lan n’oldu
Derken; bir sabah erken
Birbirimizin yüzüne bakamaz olduk mu ne
Lan n’oldu be, lan n’oldu be
Lan ne bu be, lan n’oldu be
Derken; bir sabah erken
Sevdiðimiz yanýmýzda yumuþacýk uyurken
Lan n’oldu
Derken; bir sabah erken
Birbirimizi böyle manyak gibi severken
Lan n’oldu be

—————

Corazón Estrujado

octubre 23, 2008

En una mano un corazón estrujado apareció

Sobre la palabra “amo” una pálida gota se derramó

Era no más que una lágrima, una lágrima de dolor…

Y así el estrujado corazón se rompió

Mientras toda la sangre se derramó.

Hoy

octubre 21, 2008

Desperté dos veces, una para darme cuenta de que estaba sufriendo y cómo me dolía.

Otra para darme cuenta de la realidad, cruel sucia y bastarda realidad.

Cuando pensé que no pensaba… la mente racional vino a mí y dije algo que quizás no tendría que haber dicho… mis huesos están adoloridos y no me puedo mover, el estómago no es un órgano, es una masa de tejidos sangrando, sólo eso.

Me quebré de nuevo, me quebraron, una, dos, tres, cuatro veces y más… me perdí en un abismo de oscuridad y ahora no tengo nada… quedé en dónde no me puedo mover y enferma, ocultándome de los demás… callando mi dolor en gritos de desesperación, refugiándome en libros, en cuentos y en leyendas.

Me dijeron poeta… me dijeron amor, me prometieron y yo creí, caí en una vil trampa… la peor, la de los sueños… volar para después caer.

No hablo de un amor, como lo podrían considerar la mayoría, no hablo sólo de un hombre, hablo de mí y de lo que aprendí, de lo que quiero y en lo que me esmero…

Nunca vi que esa rosa tan bella estaba llena de espinas… me cegué y mis manos apenas y pueden escribir… no tengo voz y en la noche, como en el día, todo es gris, oscuro y se está con soledad… con recuerdos.

Con voces que no tienen nombre, con castillos sin pilares, con fuentes secas, con angustias y congojas… con dolor y amor que nadie acepta…

Fuerza incalculable que pasas ante mí, déjame, déjame en paz y ya no me tortures… sí, desata mis cadenas… no soy tu esposa ni mucho menos tu esclava…

Devuélveme a mi mundo y no me dejes en este… en la realidad que me lastima tanto, envuélveme y dame consuelo, mata a quienes me han hecho daño, tortúralos, dáñalos, que yo, sólo he hecho una sola cosa para que me odien…

Ser yo misma y no alguien de los demás…

Cronos a ti te hablo y sé que me escuchas…se benévolo conmigo y malo con ellos… despójalos de lo que tienen y dales dolores interminables y a mi, llévame a un descanso… no una tregua, déjame en la oscuridad y el frío, con tu aliento guíame y llévame a dónde quiero estar… no me dejes en este podrido y asqueroso lugar, dónde las alimañas carcomen ya mis restos, mientras enterrada en vida ya me encuentro… cierra mis ojos y haz que como hoy despierte, una vez más, en mi mundo, no en este, con rencor y hastío… sólo pensando en el “qué será”…

Dame otra, otra oportunidad…

Muerte por Amor

octubre 21, 2008

En una oscura y húmeda callejuela a altas horas de la entrada noche, una mujer muy bella iba caminando sola, por esas calles empedradas en las que sumergía sus pensamientos y en las que quería ver su reflejo; iba ataviada con un gran vestido de gala, con bordados, y piedras preciosas que se cubrían por una capa negra, que ocultaba desde el color de  su cabello hasta la punta de sus pies.

No importaba si pisaba un charco y ese lodo la ensuciaba, no pretendía nada. Sólo caminaba y pensaba. El frío del otoño hacía que se perdiera entre la húmeda neblina que oscurecía más su cabello, como las lágrimas que iba derramando al hacerce presa de un pasado, de un dolor… su cara (ella pensaba) era cómo una máscara, un disfraz, como si en alguna ópera hubiera estado, enmarcando sus labios rojos y sus lágrimas negras causadas por su mismo maquillaje.

Lo único que se escuchaba esa noche era el eco de sus pasos… y en eso, dentro de un parque, voló un ave,  un ave de color negro y salvaje;  era un cuervo y su aleteo, despabiló su mirada y descubrió su faz, al quitarse la capucha de esa capa, dejando enmarcada su blanca y mortecina piel al reflejo de la luna…

El cuervo croaba, pero ella no sabía lo que decía, no le entendía, la veía con recelo, lujuria y pasión, como un ardor enfermizo… y ella hipnotizada por esa mirada encarnada en el propio fuego del averno lo miró y se enamoró de él, sin saber el cómo, ni el porqué.

Su  misma mirada brillante lo atrajo hacia ella y él se posó sobre su hombro izquierdo, ya no se escuchaba nada más que el silencio en esa noche oscura y fría de otoño.

En ese instante, el cuervo, con su afilado pico, le quitó la capa, haciéndola trizas y acabando en el suelo, vió sus lindos hombros desnudos, blancos como la leche y quiso darle un beso; más no pudo,  y así enterró su pico en su cuello, y  mientras la sangre salía a borbotones, el mismo cuervo se estusiasmó más y con su mismo instinto animal y sin piedad, clavó sus garras en ella, y su pico en una de sus clavículas, para así, alimentarse de la sangre de una mujer que lo amaba, penetró en su carne, y con tanto dolor, ella murió, sin decir una sola palabra…

Ya que el cuervo se alimentó con su sangre y se comió su corazón, lleno de amor por él… la dejó muerta y sola. Nadie supo que pasó con ella, pero si pasan por esa antigua avenida de Londres, todavía se escuchan los pasos de aquella dama que se conjugan con el aleteo de un ave nocturna, una que desapareció también, una que se fue a su mismo infierno, dónde se confundió con el fuego de sus ojos y la oscuridad de esa noche, en la que mató, a la única mujer que amó, por desesperación y ambición.

Aquella a la que se unió y con la misma que en un charco de sangre desapareció.

I dont Know…

octubre 15, 2008

How expect?
How Believe?
How Fly?

With no Hope
With no Faith
With pain what flow of broken wings.

How remember the future?
When dont have anyone life….

How Wait for U?
Only with cold tears
Full of love.

And Me…

Full of love to U
With blood in my achin bones and
Your heart full of Stones…

In the Darkness of the night
I ll wait for you
For U…
Even under the Moonlight.

I ll wait
For your love full of lust
For your kisses and ur voice
Your embrace into the storm.

At the wet streets…
On the Tempest with the loud thunders
For a moment or for an Eternal Love.

HOW???

Dont ask to me

WHY?

Because I Dont Know … (how).

Dedicated to my Crow from ur Vampirella

En Movimiento

octubre 15, 2008

Sólo hay una fuerza motriz: el deseo.

ARISTÓTELES

De Vuelta

octubre 9, 2008

Girada, transformada, consumida en un ahogo que es presa del propio destino.

El tiempo con su pasar y yo atónita y confundida, hilada entre el dolor y la angustia, temiendo lo peor.

Cuando no recibí una respuesta, vi que las calles por las que había pasado en mis sueños ahora estaban inundadas.

Las sombras no eran sino más que recuerdos de un olvido, de un aroma.

Nunca hubo una huella, hubo un desalojo, una negación, un escape, un hundimiento.

Me encontré entre las luces pertenecientes a las tinieblas, llenas de fantasmas y así, me di cuenta de que no era lo que yo sentía.

Era lo que yo vivía… me había convertido en un alma errante, un ser cadavérico y mortuorio, cubriendo apenas sus huesos con su frágil piel.

Me di cuenta que el infierno no estaba ahí, estaba aquí y yo, yo… había sido devuelta.

Parte # ?

Canción Otoñal

octubre 6, 2008

Hoy siento en el corazón
un vago temblor de estrellas,
pero mi senda se pierde
en el alma de la niebla.
La luz me troncha las alas
y el dolor de mi tristeza
va mojando los recuerdos
en la fuente de la idea.
Todas las rosas son blancas,
tan blancas como mi pena,
y no son las rosas blancas,
que ha nevado sobre ellas.
Antes tuvieron el iris.
También sobre el alma nieva.
La nieve del alma tiene
copos de besos y escenas
que se hundieron en la sombra
o en la luz del que las piensa.
La nieve cae de las rosas,
pero la del alma queda,
y la garra de los años
hace un sudario con ellas.
¿Se deshelará la nieve
cuando la muerte nos lleva?
¿O después habrá otra nieve
y otras rosas más perfectas?
¿Será la paz con nosotros
como Cristo nos enseña?
¿O nunca será posible
la solución del problema?

¿Y si el amor nos engaña?
¿Quién la vida nos alienta
si el crepúsculo nos hunde
en la verdadera ciencia
del Bien que quizá no exista,
y del Mal que late cerca?
¿Si la esperanza se apaga
y la Babel se comienza,
qué antorcha iluminará
los caminos en la Tierra?
¿Si el azul es un ensueño,
qué será de la inocencia?
¿Qué será del corazón
si el Amor no tiene flechas?
¿Si la muerte es la muerte,
qué será de los poetas
y de las cosas dormidas
que ya nadie las recuerda?
¡Oh sol de las esperanzas!
¡Agua clara! ¡Luna nueva!
¡Corazones de los niños!
¡Almas rudas de las piedras!
Hoy siento en el corazón
un vago temblor de estrellas
y todas las rosas son
tan blancas como mi pena.

Federico García Lorca