Noche

julio 5, 2012

Mi noche se ha convertido en estrella. Hoy me despojo de prisiones, yugos y cadenas.
Mi noche es fría pero no insípida, es dulce y espera un amanecer con viento y lluvia.
No, ya no. No regresaré.
Me dolió mucho tomar esta decisión pero al fin he despegado.
El cuervo se posaba en el bosque; escondido y él también voló; dejando detrás de él, un eco de hojas verdes que lo corrompían.
Aquella no era su naturaleza.
Tampoco es ese el gris que me gusta.
Pido negro, lluvia, caos, ciudad, viajes…
Es tiempo de mi retiro, de un descanso. De planes inconclusos tirados a la basura sin llorar. De ver a gusanos podridos en la basura y no sentir lástima.
Es tiempo para mi sueño y el reposo de mi dolor.
Ya nadie sabe por dónde voy. Ya nadie me importa.
Recuerdo el pasado, y del pasado viene mi amor. Todo es ahora tan retorcido. Tan viciado. Que sólo digo no.
Mi noche es para mis sueños y mis ecos. Para vivir, alejada y sin llanto.
Todos los días son mi noche.
Me voy… Y retorno, pero no a donde los otros me esperan.

Anuncios

Una Novia

diciembre 19, 2008

Bajo el manto de la lúgubre noche se escuchaban pasar esos tacones, que no dejaban sino más que una sombra, un despojo, una ilusión, algo de lo que muchos querían.

Ataviada con un velo negro, la novia iba de luto, sesgando vidas a su paso, quitando marcas de las heridas, sintiendo las gotas derramadas por la lluvia y cómo, tras el frío, los árboles pronunciaban su propio nombre.

Por los antiguos castillos se le veía rondar, por esas noches en sigilo, que eran su pesar, un penar…

Guantes que fueron blancos con esperanzas, se tornaron en un negro envoltorio de muerte, mientras iba llorando por esas calles que no eran ya sino destrozos de recuerdos, de una vida no naciente.

Se escuchan esos pasos en su andar, como si los tacones fueran los únicos que existieran… ya.

Escrito el 31 de octubre de 2008

November Rain

noviembre 30, 2008

En la Tempestad

noviembre 21, 2008

La tempestad susurra a gritos desesperados…

El eco de las miradas distantes que ya no dicen nada

Se vuelcan en un vacío que es inundado por vértigo.

Miedo, deseo, frustración…

Te he llamado con mi mirar

Te has ido y he visto unos labios regresar.

Noche inmaculada que conviertes el día

Y la luz en un sueño

No, no nos abandones más.

Una enfermedad contagiosa que nos une

Que nos separa y que nos hace presa

de la misma ansiedad.

Te echo de menos y ahora

Veo que no hay nada, nada más…

La noche nos ha cubierto con su manto negro

Dejándonos unidos bajo una irrisoria lluvia

En el mismo bosque dónde no se ve más que la silueta

De una pareja, queriendo escapar

Para así desaparecer juntos por una eternidad

para estar ya fundidos y que ni la muerte

nos separe jamás.

Delicia

noviembre 2, 2008

Vanidad que pecas en mi hogar

Profanando mi verdadera beldad

No me dejes, Nunca me sueltes

Tómame y tras pisadas lejanas

Marca mi camino…

Cuando el silencio se haya ido

Enmarca todo con mis pasos sonoros

Que por esas avenidas hubieran de pasar.

Hechiza con las sombras de un mágico

y malicioso perfume y así en las noches

No los dejes de mis garras escapar…

15 de octubre 2008

No como los Demás

septiembre 5, 2008

Tú nunca me quisiste dar la luna plateada envuelta en terciopelo rojo, sin embargo la compartimos y aunque suene a un pasado habla más de un presente, como de una noche que se confunde con muchas, en las que apenas he despertado y tú te has ido, en las que te he esperado y nunca has llegado, en las que me fui de tu lado y en todas, todas en las que te he extrañado.

Hoy entra la lluvia tempestuosa sin pudor por mi ventana, irradiando temor, como dolor, esta noche he salido y he visto el cielo teñido de lágrimas de sangre, de esas a las que muchos llaman estrellas, las que queman con su abrasante frío… y Júpiter me miraba, como tú, Fugitivo me soñabas, como en la distancia de tierras lejanas me pensabas.

Esta noche en la que despierto y en la que, aunque quisiste no me has podido ver dormir… mientras mis manos te buscaban por la cama y mis labios añoraban tus caricias, yo, así mismo, como con una lágrima o un beso, así, así mismo, yo, te sentía en mis entrañas.

Nunca me diste la luna, ni me bajaste un racimo de estrellas, nunca me hiciste más daño del que yo misma me hice, del que nos hice… del que te hice y ahora sin verte, cegada por tu propio resplandor sólo te siento, en mí, dentro mío, y sé lo que es un laberinto de pasión, de odio, de lujuria, de tormentoso amor…

La lluvia me recuerda a ti, es como una danza, entre la que nos fundimos, como, las gotas de agua que colapsan, igual nuestros cuerpos al bailar entre sábanas blancas y mantos dorados que son llevados al suelo frío, mientras esas cortinas se levantan y demuestran un cuerpo en forma de dos, un silencio transformado en gritos por pasión.

Tu cuerpo me da reposo, en tu espalda me refugio, mientras mis dedos traviesos entran por tu cabello, desde tu cuello hasta tus sienes, mientras hundes tu cabeza en mi pecho y te pierdes en sombras que desdibujan mi aliento y formas de color con sabor a mi perfume…envueltos en un halo de humo, de ese incienso árabe…

Y es hoy cuando por primera vez me has dado la luna y la he tenido entre mis manos; la has envuelto tan bien que no la pude ver y tú de nuevo, tuviste que partir, mientras lo que yo quería era reír, sin embargo las lágrimas como la lluvia inundaron mi espacio y se confundieron en mi rostro.

Ahora sólo veo entre las sábanas dos figuras de cuerpos, envueltos uno en el otro, mientras estoy de pie, en una oscuridad y tú, tú no estás.

De qué vale la luna

– Me Pregunto o Me Preguntarás-

Para mí de nada sino estás… lo sabes.

Como sabes mis mentiras y mis deseos ocultos, como la noche, oscura y misteriosa, tejedora de encantos, poseedora de hechizos.

Tú mi amante de noche y luna, YO, tu mujer oscura y fría…

Combatientes por lo que queremos, encarnizados hasta perdernos, muertos en nuestra vida, tejedora de recuerdos transparentes…

TÚ Y YO

¿Cuál es la diferencia?

No somos como los demás…

No más perdón

agosto 29, 2008

Me encuentro en esta profundidad de la oscuridad y lúgubre noche leyendo antiguas cartas, de amor, de desapego, de dolor…. De un pasado que es sólo eso, un pasado que no tiene más ya ningún presente…

Pero me sigue haciendo sufrir.

-¿Por qué me atormento así? No lo sé en realidad.

Mientras el aire tibio del verano hacía volar mis rizos, una luz me hizo virar y lo que pensé que era un farol, resultó ser alguien que me sigue, alguien que no quisiera ver más en realidad.

La observé y ella, quizás con su magnetismo me hizo llegar a ese rincón y oculta de todo a mi alrededor, con luces que con su calor me quemaban, las leí y por un instante, de repente… pensé que viví, más cuando las lágrimas me hicieron cegar mi ya nublada vista, vi con gran resentimiento y angustia la verdad.

Todo había pasado y la luna ya no nos pertenecía, como alguna vez quisimos creer o como alguna vez fue.

Recuerdo la última carta que le escribí, y las pinturas que sólo yo miré, recordé que era un error, pero ahora puedo decir con claridad, certeza y dolor que ya pasó y que no volveré a pedir perdón.

13 de agosto… en mi mente y corazón hace mucho más.


Our Farewell – Within Temptation Ft Tarja (Nightwish)


Quebrada

agosto 29, 2008

El mar desesperado grita hacia la Luna, reflejando en sus turbias y sucias aguas las estrellas parpadeantes que de momento a momento por el movimiento de las nubes rosas se hacen inexistentes y que por un instante emergen de la cópula de la noche y de aquella que juntos… formaban nuestro mundo.

Ahora sólo reina la calma que no habita y me escurro entre las tinieblas de las que surges; tempestuosa, entre estallidos, dentro de los que no hay un horizonte…

El Viento

agosto 29, 2008

Hace mucho tiempo, en una noche iba caminando, sólo siendo acompañada por mis pensamientos; recorriendo calles que me parecían conocidas y de un momento a otro sin quererlo me sentí bien, probablemente feliz… pero cuando tomé consciencia del lugar en el que me encontraba, esa sensación desapareció  y las lágrimas brotaron llenando aquel silencio en mi inconsciente.

Me estaba percatando de mi presente y me di cuenta que estaba atrapada por unas ventanas que no me dejaban siquiera mirar el exterior. No sabía cómo escapar de ese lugar.

Sin darme cuenta, de repente me vi de nuevo caminando, en la oscuridad de un callejón, de uno que no había visto hacía mucho, mucho tiempo… el suelo con tierra y las casonas abandonadas a su alrededor me sacudieron dentro de un estremecimiento, el velo de un aire me envolvió en una ráfaga y así fue cuando abrí los ojos y me percaté de que ese viento se había llevado mis lágrimas.

Ese viento no era más que el recordatorio y la aceptación del presente… por lo menos en ese instante.

Recuerdos II

julio 15, 2008

Me encuentro de nuevo en esa habitación, sin esquinas, en la que sólo hay una ventana.

Hoy he decidido levantarme y abrir los viejos cristales cubiertos por cuadros de madera.

Tengo sed y junto a esa ventana hay 5 frascos, tres con escencias… uno con agua y otro con veneno. Los miro y no me decido cual tomar…

Me giro y veo a través de a ventana, me veo a mi misma, en ese bosque negro, llorando, recordando, el porqué una vez me fui, en una noche de verano.

Ahora estoy de nuevo encerrada, sin una puerta, viendo sólo los recuerdos amargos y dolorosos que es lo único bello que tengo, porque ahora lo veo así; me duele, sí, no lo negaré, pero si me duele es porque perdí lo más maravilloso que he tenido en mi vida.

Una noche perpetua, un amor, un bosque, una luna llena compartida… pasión, lujuria y días inexistentes.

Hoy regresé a esos recuerdos sin yo quererlo, como he regresado a esa mesita a escribir, afilando plumas de cisnes y encontrando tinta y mis polvos de zinc, debajo de la cama, en un baúl.

Regresé de forma distinta y me veo, en retrospectiva, como en mi presente, porque aunque mucho se haya cambiado, mucho más sigue ahí y con más fuerza…

Pienso salir, no me importa que caiga por esa ventana… necesito respirar, necesito libertad y lo necesito encontrar… faltan tres días y no quiero pensar que lo ha olvidado.

Mis lágrimas no implican rendición, ni mucho menos una devastación.

Por fin logré lo que me pediste.

Estoy viviendo… estoy amando, tengo sentimientos y son los que provocan esas lágrimas…

No te preocupes, ni me digas:

-No llores mi vida, NO

Porque quitarías el amor que siento por ti, la pasión que siento al escribir, la vida que en una muerte me sigues dando, aún sin estar presente.

Voy a luchar por mi corona de reina, voy a luchar por estar a tu lado, voy a luchar y abrirme paso para llegar a ti…

De nuevo el viento y la lluvia… tomo mi capa negra y el frasco con veneno, reposo mi sed y guardo mis brazos sólo para ti, como mis besos convertidos en mordidas sólo para tu cuello.

Te espero en tres días, porque ella nos unirá, como tanto tiempo atrás, porque mientras esta siga iluminando el firmamento tú, hombre lobo y yo, vampiresa, seguiremos juntos.

No voy a dejar de luchar, ni estar caída, ya que alguien me espera y no lo defraudaré.

¿Recuerdas?

Va por mí, pero también va por ti, va por los dos.